31 Mar 2018 - 7:39 p. m.

Emotiva despedida a Stephen Hawking

En la Universidad de Cambridge, con la presencia de más de 500 personas, fueron celebradas las exequias del físico inglés. El 15 de junio sus cenizas serán llevadas a la abadía de Westminster, donde también están las de Isaac Newton.

Con información de Afp

Estudiantes de la U. de Cambridge ingresan el féretro con el cuerpo de Stephen Hawking a la capilla.  / EFE
Estudiantes de la U. de Cambridge ingresan el féretro con el cuerpo de Stephen Hawking a la capilla. / EFE

Más de 500 personas entre familiares, amigos y colegas rindieron este sábado un emocionante homenaje en Cambridge (Reino Unido) al astrofísico británico Stephen Hawking, quien falleció el 14 de marzo de este año. (Lea ¿Por qué no le dieron el Nobel a Stephen Hawking?)

Aunque siempre profesó su ateísmo, las exequias se celebraron en la iglesia St Mary the Great de la Universidad de Cambridge, al este de Inglaterra, cerca del Gonville and Caius College donde trabajó durante más de 50 años.

La multitud congregada alrededor de la iglesia aplaudió la llegada del féretro, transportado por seis miembros de esa universidad y recubierto por lirios blancos y rosas blancas que, representaban el universo y la estrella polar. La campana de la iglesia sonó 76 veces, uno por cada año de vida de Hawking.

Stephen Hawking fue una especie de figura emblemática para la humanidad. Sus realizaciones científicas son increíbles” así como “su capacidad para comunicar con el público”, le dijo a la agencia AFP el matemático neozelandés Mike Meylan.

“La vida y el trabajo de nuestro padre significó muchas cosas para mucha gente, religiosa y no religiosa. Por eso, la ceremonia será inclusiva y tradicional, reflejando la amplitud y diversidad de su vida”, indicaron sus hijos, Lucy, Robert y Tim, en un comunicado.

Entre los invitados en la ceremonia figuraron personalidades como el actor Eddie Redmayne, ganador del Óscar por haber encarnado al famoso científico en la película “La teoría del todo”, en 2014. Durante la ceremonia leyó un breve texto.

Su hijo mayor Robert y la profesora Fay Dowker, una de sus exestudiantes, pronunciaron los elogios fúnebres. “Su influencia y su herencia vivirán para siempre”, dijo Dowker durante su intervención.

Hawking alcanzó la fama mundial luego de que publicara el libro "Breve historia del tiempo" en 1988. Desde entonces fue traducido a unas 40 lenguas. Sin duda, fue uno de los divulgadores científicos más importantes de las últimas décadas, al acercar conceptos tan complejos como los agujeros negros o el Big Bang a personas ajenas a la astrofísica y a la física teórica. Para algunos, la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) que padecía desde 1964, contribuyó de alguna manera a la popularización de su imagen.

Entre sus aportes más valiosos se encuentra su apuesta en poner a dialogar dos teorías que parecían contradecirse: la teoría de la relatividad y la teoría cuántica.

Stephen Hawking recibirá un homenaje más amplio el 15 de junio. Ese día sus cenizas serán enterradas en la abadía londinense de Westminster junto a otro gigante de las ciencias, entre ellos Isaac Newton.

Síguenos en Google Noticias