Publicidad
12 Jun 2020 - 10:38 p. m.

En busca de la materia perdida del universo

El astrónomo Jean-Pierre Macquart falleció esta semana justo cuando su trabajo para aclarar este misterio del universo le daba la vuelta al mundo.

Juan Diego Soler

Una nueva técnica de medición explica el problema de la materia escondida en el universo: las ráfagas rápidas de ondas de radio.
Una nueva técnica de medición explica el problema de la materia escondida en el universo: las ráfagas rápidas de ondas de radio.
Foto: Agencia EFE

Materia oscura. Energía oscura. Dos términos que nos acostumbramos a escuchar como si solamente por tener nombres ya estuvieran amaestrados. Dos conceptos que aún desafían a quienes trabajan en la vanguardia de la cosmología, la ciencia que estudia el universo como un todo. Y tal vez por el misterio que envuelven la materia y la energía oscura, un enigma aún mayor pasaba inadvertido: no sabíamos en dónde estaba gran parte de la materia que sí podemos medir directamente. Hasta la semana pasada. (Lea: Buscando una sorpresa del universo en el confín del mundo)

El modelo que -hasta donde sabemos- describe mejor el inicio y la evolución del universo está apuntalado en cuatro observaciones. Primera, la existencia de una radiación de fondo en frecuencias de microondas que llena el universo entero y haría que usted viera el cielo resplandecer en todas las direcciones del firmamento si sus ojos fueran sensibles a ese tipo de luz. Segunda, la distribución de las galaxias a gran escala, algo que se ha medido observando el cielo más allá de nuestra galaxia en múltiples frecuencias. Tercera, la abundancia de hidrógeno, deuterio (hidrógeno con un neutrón en el núcleo), helio y litio, que son los elementos químicos más básicos y se miden usando observaciones de la luz en múltiples frecuencias, pero también muestras de cometas y meteoritos. Finalmente, la expansión acelerada del universo que se determina midiendo la luz emitida por las supernovas, las explosiones de estrellas masivas que momentáneamente pueden ser tan brillantes como galaxias enteras.

Síguenos en Google Noticias