Publicidad

En China encontraron los restos del pez con mandíbula más antiguo que se conoce

Se trata del Fanjingshania renovata, de 439 millones de años de antigüedad. De acuerdo con los autores del estudio, publicado en la revista Nature, este es un gran avance para seguir estudiando la evolución de los peces.

04 de octubre de 2022 - 10:24 p. m.
Las aletas espinosas del F. renovata estaban cubiertas de extrañas escamas, parecidas a dientes que, al parecer, se caían y volvían a crecer
Las aletas espinosas del F. renovata estaban cubiertas de extrañas escamas, parecidas a dientes que, al parecer, se caían y volvían a crecer
Foto: ZHANG Heming

Un equipo de investigadores chinos recogió miles de fragmentos de esqueletos, escamas y dientes del Rogxi Formation, un reconocido yacimiento ubicado en la provincia de Guizhou, al sur del país. Al recrear el aspecto que tendría cada pez, se encontraron con una especie desconocida a la que se le dio el nombre de Fanjingshania renovata, en honor a la montaña Fanjingshan. De acuerdo con los hallazgos del estudio, este podría ser el vertebrado con mandíbula más antiguo jamás descubierto. La investigación fue publicada en la revista Nature.

(También puede leer: Telescopio captó el momento después de la colisión de la nave DART contra asteroide)

Se estima que el F. renovata habitó el planeta hace 439 millones de años —15 millones más que el pez con mandíbula más antiguo conocido hasta el momento—, y que pertenece a los acantodios, un grupo extinto de criaturas parecidas a los tiburones. A pesar de esto, los investigadores coinciden en que algunas de sus características lo diferencian de cualquier vertebrado que se haya estudiado.

Aunque los acantodios, que hacen parte de los condrictios, tenían aletas espinosas y placas óseas rodeando la zona de los hombros, una de las principales diferencias que tienen con el Fanjingshania renovata es que la armadura del hombro de este último cubre una mayor área y está fusionada con múltiples espinas.

(Le puede interesar: Encuentran un “cementerio” de estrellas bajo la superficie de la Vía Láctea)

De acuerdo con Min Zhu, coautor del estudio y paleontólogo de la Academia China de Ciencias, este hallazgo es de gran importancia, pues permite “obtener información muy necesaria sobre los pasos evolutivos que condujeron al origen de importantes adaptaciones de los vertebrados, como las mandíbulas, los sistemas sensoriales y los apéndices emparejados”.

Sumado a esto, los investigadores observaron que las aletas espinosas del F. renovata estaban cubiertas de extrañas escamas, parecidas a dientes que, al parecer, se caían y volvían a crecer. Esto podría ser evidencia de un proceso conocido como reabsorción, en el que huesos o dientes se rompen y son reemplazados durante el desarrollo del organismo.

(También puede leer: ¡A la venta un esqueleto de Tyrannosaurus rex!)

“Este nivel de modificación de los tejidos duros no tiene precedentes en los condrictios (...) y apunta a los orígenes evolutivos de los esqueletos modernos, incluidos los de los humanos”, aseguró Plamen Andreev, autor principal del estudio y paleontólogo de la Universidad Normal de Qujing (China).

En otro estudio publicado en la revista Nature, investigadores revelaron nuevas especies como el Qianodus duplicis, del cual no se tiene certeza sobre su procedencia; el Xiushanosteus mirabilis, un pez acorazado de un grupo conocido como placodermos; el Shenacanthus vermiforis, que tiene similitudes con algunos peces sin mandíbula; y el Tujiaaspis vividus, perteneciente al grupo de los galeáspidos.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar