Publicidad
30 Jun 2020 - 1:19 p. m.

Encuentran en cerdos un virus de gripe con potencial de pandemia humana

Un estudio publicado en la revista científica PNAS señaló que investigadores descubrieron en China una nueva cepa del virus de la gripe porcina con todas las características capaces de causar una futura pandemia. Uno de los científicos explica que es un “juego de adivinanzas” sobre si esta cepa mutará para transmitirse fácilmente entre humanos. Hasta el momento no lo ha hecho.
China tiene la mayor población de cerdos del mundo. El nuevo virus que encontraron se llama G4 y desciende genéticamente de la cepa H1N1 que causó una pandemia en 2009.
China tiene la mayor población de cerdos del mundo. El nuevo virus que encontraron se llama G4 y desciende genéticamente de la cepa H1N1 que causó una pandemia en 2009.
Foto: Agencia Bloomberg

En China, donde se registra la mayor población de cerdos del mundo, investigadores descubrieron recientemente un nuevo virus de gripe porcina que podría desencadenar una futura pandemia. Aunque hasta la fecha no existe una amenaza inminente, los expertos en enfermedades infecciosas resaltaron que es importante estudiar este nuevo virus, ya que confirmaron que los cerdos chinos se infectan cada vez con mayor frecuencia con esta cepa de influenza que tiene el potencial de saltar a los humanos. (Lea: Las lecciones que dejó la epidemia de gripa porcina)

Robert Webster, un investigador de influenza, aseguró a la revista Science que “es un “juego de adivinanzas” sobre si esta cepa mutará para transmitirse fácilmente entre humanos, lo que aún no ha hecho”. Lo cierto es que esta cepa posee todas las características esenciales de estar altamente adaptado para infectar a los humanos, añadieron los autores del estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Los científicos, de las universidades chinas y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, señalan que este virus, llamado G4, tiene una combinación de tres linajes: uno similar a las cepas encontradas en aves europeas y asiáticas; la cepa H1N1 que provocó la pandemia de 2009 y una H1N1 norteamericana que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina.

Para Edward Holmes, biólogo evolutivo de la Universidad de Sydney encargado de estudias estos patógenos, la variante G4 es especialmente preocupante “porque su núcleo es un virus de influenza aviar, al que los humanos no tienen inmunidad, con fragmentos de cepas de mamíferos mezclados. en humanos. Claramente, esta situación necesita ser monitoreada muy de cerca”, dijo a Science. (Puede leer: Las epidemias del siglo XXI son menos mortíferas que las del siglo XX)

Como parte de un proyecto para identificar posibles cepas de influenza pandémica, el equipo dirigido por Liu Jinhua de la Universidad Agrícola de China (CAU) recolectó 30,000 pruebas de hisopos nasales de cerdos en mataderos en 10 provincias chinas y 1,000 hisopos de cerdos con síntomas respiratorios de un centro veterinario, entre 2011 y 2018. Los resultados arrojaron 179 virus de la gripe porcina. La mayoría de ellos hacían parte de un nuevo tipo que ha sido dominante entre los cerdos desde 2016. “El virus G4 mostró un fuerte aumento desde 2016, y es el genotipo predominante en circulación en cerdos detectados en al menos 10 provincias”, aclaró el grupo.

Sun Honglei, autor principal del artículo e investigador en la CAU, afirmó en Science que “la inclusión de genes de G4 de la pandemia de H1N1 2009 puede promover la adaptación del virus que conduce a la transmisión de humano a humano. Por lo tanto, es necesario fortalecer la vigilancia de los cerdos chinos para detectar virus de la gripe”.

Posteriormente, los científicos realizaron varios experimentos, incluso en hurones, utilizados en estudios de gripe ya que experimentan síntomas similares a los humanos. Tras vario análisis, consiguieron observar que G4 era altamente infeccioso, se replicaba en células humanas y causaba síntomas más graves en hurones que otros virus. Además, encontraron que cualquier inmunidad que los humanos obtengan de la exposición a la gripe estacional no brindaría una protección contra G4. (Lea también: Datos importantes sobre la influenza porcina)

Los virus de la influenza con frecuencia saltan de los cerdos a los humanos, pero la mayoría no se transmiten entre humanos. De hecho, recientemente se conoció que más de uno de cada 10 trabajadores porcinos ya han sido infectados con este virus, según los análisis de sangre de anticuerpos. Las pruebas también mostraron que hasta el 4,4% de la población general también parecía haber estado expuesta. Lo que demuestra que el virus ya pasó de animales a humanos, pero fueron infecciones sin salida que no se transmitieron de persona a persona.

“Es preocupante que la infección humana del virus G4 fomente la adaptación humana y aumente el riesgo de una pandemia humana”, sentenciaron los investigadores. Por eso, piden intensificar la vigilancia y tomar medidas urgentes para controlar a las personas que trabajan con cerdos. Añaden que es necesario desarrollar una vacuna contra G4 tanto para cerdos como para humanos.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que detallará el estudio, ya que era fundamental vigilar las poblaciones de animales. “No podemos bajar la guardia sobre la gripe y debemos estar atentos y continuar la vigilancia incluso en la pandemia de coronavirus”, agregó Christian Lindmeier, portavoz de la OMS. (Podría leer: ¿Hay una pandemia cada 100 años para reducir la población mundial?)

Síguenos en Google Noticias