30 Mar 2019 - 12:00 a. m.

Esta ave es una de las cuatro especies que puede hacer herramientas para alimentarse

El cuervo de Nueva Caledonia es la única ave junto con otras tres especies que puede construir herramientas tan sofisticadas, incluso, mejor que el chimpancé o el orangután.

Diego Santamaría / dsantamaria@elespectador.com

El cuervo de Nueva Caledonia es considerado el ave más inteligente del mundo / Screenshoot/BBC Londres
El cuervo de Nueva Caledonia es considerado el ave más inteligente del mundo / Screenshoot/BBC Londres

Durante mucho tiempo se pensó que las aves eran una de las especies menos inteligentes del reino animal pero una investigación reciente demuestra todo lo contrario. Es más, abre un espacio para entender cómo las aves junto con otras especies llegaron a adaptarse al medio. Este es el caso del cuervo de Nueva Caledonia, un animal que ha sorprendido a los científicos por su inteligencia inusual. (Lea: Videos de Youtube para contar la ciencia a los más jóvenes) 

En un vídeo publicado por la BBC, se aprecia al cuervo de Nueva Caledonia realizar una serie de retos que logra superar, pero antes, observa desde lo alto de una rama cómo debe ser el paso a paso para obtener una recompensa: un trozo de carne.

 

 
El cuervo de Nueva Caledonia es la única ave junto con otras tres especies que puede construir herramientas tan sofisticadas, incluso, mejor que el chimpancé o el orangután.

Lo impresionante de esta especie de ave es que no solo puede comprender la relación entre causa y efecto sino, además, acceder a su alimento a través de herramientas. Estas aves construyen desde cero los instrumentos memorizando los diseños de otros cuervos y los modifican; habilidad que, con el tiempo, les permite mejorar la calidad de los utensilios.

Pero ¿por qué sorprende tanto que un ave pueda hacer una herramienta? Antiguamente se pensaba que la habilidad de diseñar y fabricar herramientas para utilizarlas se consideraba una señal de inteligencia y que se atribuía al ser humano. Esta elaboración incluía razonamiento causal, es decir, la relación entre causa y efecto, así lo asegura Jennifer Ackerman en su libro El Ingenio de los pájaros.

La científica también resalta que la particularidad de estas aves que, junto con el Orangután, el chimpancé y el humano, son las únicas especies que pueden crear herramientas desde cero para conseguir un fin: capturar insectos. Estos elementos los fabrican con la longitud y diámetro adecuado para llevar a cabo su plan. Por ejemplo, estos cuervos realizan dos clases de herramientas: uno a partir de ramitas frescas y otro, a partir de los bordes de las púas de las hojas de pandano (plantas tropicales).

Para fabricar una herramienta de gancho, como la hace el cuervo de Nueva Caledonia hay que cortar un extremo de una hoja bifurcada, arrancar justo abajo de la base de la bifurcación y desprender los vástagos laterales. La rama que queda, el ave esculpe un pequeño gancho y le saca punto para pescar una pequeña presa, se describe en el libro.

La particularidad de la isla de Nueva Caledonia es que está cerca de Australia, a una distancia de 1.420 kilómetros aproximadamente desde el punto más cercano que es Brisbane, la tercera ciudad más poblada de ese país después de Sidney y Melbourme. Los rasgos de esta isla se debe a su descendencia geológica del supercontinente antiguo llamado Gondwana, es poco habitada, la quinta parte de la población es indígena, un tercio europeos y el resto son pueblos de islas vecinas.

Según el relato de Ackerman, se encuentran veinte mil especies de insectos, setenta clases de mariposas y trescientas de polillas; además rica en plantas tres mil doscientas para ser exactos y las tres cuartas partes de estas solo se pueden ver en ese lugar. Un espacio ideal para que el cuervo de Nueva Caledonia pueda ser el ave que es.

De acuerdo con el biólogo Christian Rutz, este cuervo americano probablemente llegó a la isla hace unos 37 millones de años, ya que se ha encontrado en la isla restos de los esqueletos de algunos ejemplares. Para los científicos es un hallazgo que los hace dudar, pues esta especie de ave hace recorridos muy cortos. Que esté en ese lugar tan apartado resulta un misterio. Sin embargo, es probable que sus antepasados hayan sido aves de vuelos largos y al llegar a la isla realizaron vuelos cortos.

Según Rutz, una de las fuentes de alimentos del cuervo son las larvas del escarabajo longicornio y otros que encuentran en profundidades de la madera. Estas larvas contienen una gran carga de proteínas y lípidos vigorizantes. El córvido no tiene ninguna competencia en la isla y además no hay otra especie que sea capaz de extraer desde la profundidad de la madera esta clase de insectos.

 

 
El cuervo de Nueva Caledonia es la única ave junto con otras tres especies que puede construir herramientas tan sofisticadas, incluso, mejor que el chimpancé o el orangután.

Pero eso no es todo. Esta ave le encanta el juego. Con miembros de su misma especie juegan a tirarse hojas al aire y antes de que esta toque el suelo deben sobrevolar para agarrarla antes de que toque tierra. Para la bióloga cognitiva Alice Auersperg "nuestros estudios revelan un vínculo entre el juego con objetos y el comportamiento funcional en estos pájaros que tienen el cerebro grande, proporcional a su cuerpo, como los humanos. (...) Pero podría ser solo un producto colateral de su modo de exploración".

En 1990, cuando la comunidad científica calculó la cifra total de aves salvajes en el planeta, determinó que había entre doscientos y cuatrocientos mil millones de ejemplares. Eso representa entre treinta y sesenta pájaros vivos por persona. Afirmar que los seres humanos tienen mayor éxito o son más avanzados depende de la definición que demos de tales términos. Al fin y al cabo, la evolución no tiene nada que ver con el avance, sino con la supervivencia. 

Síguenos en Google Noticias