8 May 2018 - 10:42 p. m.

Esta criatura podría tener los ojos más extraños del reino animal

Los ojos de los camarones mantis han sido de especial interés para los científicos pues, a diferencia de muchas especies, puede moverse en tres grados diferentes. Una nueva investigación intentó descubrir por qué son tan especiales.

Adrián Díaz*

Imagen del camarón mantis. / Wikimedia - Creative Commons - prilfish
Imagen del camarón mantis. / Wikimedia - Creative Commons - prilfish

Los camarones mantis son conocidos por tener uno de los golpes más rápidos del océano. De las más de 450 especies descubiertas, la Odontodactylus scyllarus es de especial interés para los científicos, y no precisamente por sus fuertes músculos sino por sus espectaculares ojos.

Este animal marino mide 15 centímetros aproximadamente, y a diferencia de muchas especies, sus ojos tienen un alcance de movimiento sin precedentes en tres grados de libertad: rotación, inclinación y torsión. Los detalles sobre sus órganos fueron examinados hace unos días en un estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B.

Espectacular visión

“Sus ojos están constantemente en movimiento, arriba, abajo, de lado a lado”. Con esas palabras Ilse Daly, investigadora de la Universidad de Bristol (Gran Bretaña), describe los órganos de esta particular especie, al tiempo que aclara que esta visión podría otorgarle a este animal ciertas ventajas, en comparación con la de otros crustáceos.

Estos camarones poseen tres pseudo-pupilas, una encima de la otra. Cada ojo tiene la capacidad de mirar a una profundidad distinta. Además pueden percibir un espectro de luz más amplio que el del ser humano, desde longitudes de onda ultravioleta hasta la infrarroja. También, mientras que los mamíferos tan solo tienen tres tipos de células fotorreceptoras, estos animales usan una docena.

La forma en que utiliza estas pseudo-pupilas también es asombrosa. Evalúa su entorno de la misma manera que lo haría un escáner con una fotografía: detectan una banda de color, mueve sus pseudo-pupilas, y luego de ello repite ese movimiento.

Una característica peculiar

En esta ocasión, el estudio mencionado se centra en el movimiento de los ojos del camarón mantis y la manera como observan el mundo. Para esto, los científicos construyeron un tanque con cámaras de alta velocidad para registrar los movimientos de sus ojos.

Según The Washington Post, en una prueba hicieron que el camarón se sintiera como si estuviese en un túnel gracias a una especie de tambor. Giraron el tambor y esperaron a que el camarón estabilizara su mirada. La rotación no es como la de un carrusel, sino que las paredes giran sobre la cabeza y bajo sus pies. Esto, en humanos, puede causar sensación de vértigo.

Los científicos esperaban que el camarón gire sus ojos para mantener una vista estable, sin embargo esto no fue lo que sucedió. En muchos casos, “sus ojos se fueron al contrario del giro del tambor”, dijo Daly. Esto sugiere que la orientación de sus ojos “no parece tener ninguna relación con su percepción del espacio”.

Una posible explicación

"Es posible que los camarones mantis simplemente no tengan una idea real de cómo se presenta el mundo", dijo Thomas Cronin, biólogo de la Universidad de Maryland (EE.UU.) que ha estudiado la visión del camarón mantis desde 1983 pero no participó en el estudio. Tal vez la visión de los camarones funcione mejor cuando está estable. Esto podría evidenciarse cuando tiene la necesidad de salvar su vida al correr por el fondo del océano.

A pesar de haber trabajado durante años con estos camarones, Daly afirma que “mientras más los miras, más extraños se vuelven”.

Los ojos de los camarones mantis han sido de especial interés para los científicos pues, a diferencia de muchas especies, puede moverse en tres grados diferentes. Una nueva investigación intentó descubrir por qué son tan especiales.

*Este artículo fue sido publicado originalmente en N+1, ciencia que suma

Síguenos en Google Noticias