Publicidad
25 Feb 2022 - 1:56 p. m.

Este es el árbol genealógico de la humanidad más grande elaborado hasta el momento

Este árbol representa a todos los humanos vivos del planeta y fue elaborado por investigadores en Estados Unidos y Reino Unido a partir de miles de genomas actuales y antiguos. Los resultados fueron publicados en la revista Science.
El árbol fue elaborado a través de miles de secuencias genómicas que fueron recopiladas por los investigadores de humanos modernos y antiguos.
El árbol fue elaborado a través de miles de secuencias genómicas que fueron recopiladas por los investigadores de humanos modernos y antiguos.
Foto: Pixabay

Investigadores de Estados Unidos y Reino Unido elaboraron el primer árbol genealógico de todos los humanos que se remonta más de 2.000 generaciones e intenta resumir cómo todos los humanos vivos hoy en día se relacionan entre sí y con nuestros antepasados. Además, presenta nuevos detalles sobre las migraciones de nuestra especie por el planeta. (Lea: ¿Consumir carne realmente ayudó a la evolución humana?)

El árbol fue elaborado a través de miles de secuencias genómicas que fueron recopiladas por los investigadores de humanos modernos y antiguos. En total, recopilaron los datos de 215 poblaciones. Luego, los científicos, empleando un algoritmo informático, encontraron diferentes patrones de variación genética que estaban dentro de estas secuencias y destacaron los puntos dónde coincidían y en los que estaban diferenciados.

Con los patrones identificados, el equipo de investigación trazó líneas teóricas de descendencia entre los genomas para mapear estas relaciones genealógicas y ver qué variantes genéticas probablemente portaban los ancestros comunes de estas personas. Además, calcularon en qué parte del mundo vivían los ancestros comunes de los individuos secuenciados. Para estimar estas ubicaciones, se basaron en las edades de los genomas muestreados y la ubicación donde se tomaron cada una de las muestras.

Para la construcción de la genealogía unificada, los investigadores primero agruparon los datos genómicos de varios grandes conjuntos de datos disponibles públicamente, entre los que se destacaron los datos utilizados en el Proyecto 1000 Genomas, el Proyecto de Diversidad del Genoma Humano y el Proyecto de Diversidad del Genoma de Simons. A partir de ellos, reunieron cerca de 3600 secuencias genómicas de alta calidad de humanos modernos. (Puede leer: Este es el “hombre dragón”, la que podría ser una nueva especie humana)

Las secuencias de alta calidad, explicaron los investigadores en los resultados publicados en la revista Science, “son aquellos fragmentos de estas secuencias que cuentan con muy pocas lagunas o errores y que se han ensamblado en gran medida en el orden correcto”. Los genomas de alta calidad de los humanos fueron los más difíciles de conseguir, porque su ADN tiende a degradarse gravemente.

Pero, los científicos encontraron investigaciones publicadas anteriormente y lograron establecer ocho genomas de homínidos antiguos de alta calidad para incluir en el árbol genealógico. Entre ellos destacaban tres genomas neandertales, uno de Denisovano y cuatro de una familia nuclear que vivió en las montañas de Altai de Rusia hace unos 4.600 años. (Le puede interesar: ¿Por qué científicos están creando embriones con mezcla de mono y humano?)

Anthony Wilder Wohns, autor principal del estudio y doctor del Instituto Big Data de la Universidad de Oxford, señaló en entrevista con Live Science que la forma en la que se estiman de dónde viven los antepasados es muy preliminar, pero, añadió, “a pesar de esto, los datos aún capturaron eventos importantes en la historia evolutiva humana . Por ejemplo, vemos evidencia abrumadora del evento fuera de África, lo que significa la dispersión inicial del Homo sapiens desde África Oriental hacia Eurasia y más allá”.

Por ejemplo, los resultados de los investigadores sugieren que los ancestros de los humanos modernos podrían encontrarse en Papua Nueva Guinea hace unos 280.000 años, cientos de miles de años antes de la evidencia más antigua. “No necesariamente sugiere que H. sapiens en realidad ocupó el área hace mucho tiempo, pero tal vez sí sugiere que hay alguna variación genética que solo se encuentra en esa región, e indica que hay una ascendencia muy profunda allí que no se encuentra en ningún otro lugar”, añadió.

Ahora, explicó Wohns, el equipo se centrará en desarrollar nuevos algoritmos de aprendizaje automático y así mejorar las estimaciones del equipo sobre dónde y cuándo vivieron los antepasados. (Podría leer: Uno de los fósiles humanos más famosos fue en realidad una joven)

Síguenos en Google Noticias