Publicidad
29 Jun 2022 - 3:29 p. m.

Este es el fósil de un canguro primitivo que investigadores acaban de describir

Dos paleontólogos descubrieron recientemente que una especie de canguro primitivo que encontró en la década de los setenta no pertenece al género de canguros que habita toda Australia, sino que es muy diferente, y hace parte de un género completamente nuevo.
Se cree que el animal extinto fue descendiente de un género primitivo que emigró de Australia a Nueva Guinea hace entre 5 y 8 millones de años.
Se cree que el animal extinto fue descendiente de un género primitivo que emigró de Australia a Nueva Guinea hace entre 5 y 8 millones de años.
Foto: Ilustración Peter Schouten

Paleontólogos australianos de la Universidad de Flinders acaban de describir un nuevo género a partir del fósil de un canguro gigante de las montañas del centro de Papúa Nueva Guinea. La historia de esta nueva descripción empieza en la década de 1970, cuando una excavación arqueológica dirigida por Mary-Jane Mountain en Nueva Guinea desenterró dos mandíbulas de un canguro gigante extinto. En ese entonces, el investigador Tim Flannery llamó a la especie Protemnodon nombe. (También puede leer: Primeros humanos podrían ser un millón de años más antiguos de lo que se creía)

Sin embargo, recientemente, dos paleontólogos australianos, Gavin Prideaux e Isaac Kerr, descubrieron algo “inesperado”, como el mismo Kerr describe en el relato que escribió para el portal The Conversation. " Este extraño canguro no era una especie del género Protemnodon, que vivía en toda Australia, desde Kimberley hasta Tasmania. Era algo mucho más primitivo y desconocido. En particular, sus inusuales molares con crestas curvas de esmalte lo distinguen de todos los demás canguros conocidos”, indica Kerr a través del artículo. Por eso, los investigadores decidieron mover la especie a un género completamente nuevo, exclusivo de Nueva Guinea, y lo renombraron Nombe nombe.

El paleontólogo Kerr indicó que sus hallazgos muestran que la especie Nombe puede haber descendido de un tipo antiguo de canguro que emigró a Nueva Guinea desde Australia a finales del Mioceno, hace más o menos cinco y ocho millones de años. “En aquellos días, las islas de Nueva Guinea y Australia estaban conectadas por un puente terrestre debido al descenso del nivel del mar, mientras que hoy están separadas por el Estrecho de Torres”, añadió Kerr en el artículo. (Le puede interesar: Encuentran el naufragio más profundo del mundo. ¿Dónde está ubicado?)

El canguro primitivo, grande y musculoso, vivía en una selva tropical montañosa diversa con maleza espesa. El animal evolucionó para comer hojas duras de árboles y arbustos, lo que le hizo tener una mandíbula gruesa y fuertes músculos para masticar, explicó el paleontólogo. “La fauna de Nueva Guinea es fascinante, pero muy pocos australianos tienen una idea clara de lo que realmente hay allí”, dijo Kerr al medio Phys.org. “Hay varias especies de equidna grandes, de nariz larga y comedores de gusanos que todavía existen hoy en día, muchas especies diferentes de wallaby y zarigüeya que no tenemos en Australia”.

Actualmente, esta especie solo se conoce por los fósiles de sus mandíbulas inferiores que han encontrado. “Queda mucho más por descubrir. ¿Nombe saltaba como los canguros modernos? ¿Por qué se extinguió?”, escribió el paleontólogo Isaac Kerr a través de The Conversation.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.