Publicidad
15 Sep 2016 - 1:20 p. m.

Experimento cuestiona versión oficial sobre estudiantes de Ayotzinapa

José Torero de la Universidad de Queensland en Australia demostró que los jóvenes no pudieron ser quemados en un lugar abierto como aseguró el gobierno mexicano.

Redacción Vivir

José Torero de la Universidad de Queensland en Australia demostró que los jóvenes no pudieron ser quemados en un lugar abierto como aseguró el gobierno mexicano.

Entre la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre de 2014, 43 jóvenes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa fueron desaparecidos y asesinados. Según la versión de los hechos ofrecida por el gobierno mexicano, en cabeza del procurador Jesús Murillo, fueron secuestrados por un cartel e incinerados en piras de madera y llantas en un basurero.

José Torero, un científico experto en incendios de la Universidad de Queensland en Australia, tiene dudas sobre la versión de los hechos planteada por el gobierno. Torero visitó el lugar donde supuestamente ocurrió la incineración de los cuerpos y no encontró restos de materia orgánica quemada. Una pista que lo sospechar que los cuerpos quizás fueron quemados en un horno crematorio y no al aire libre. 

Días más tarde, en Australia, Torero llevó a cabo un experimento macabro pero útil para demostrar que posiblemente el gobierno mintió al respecto. El investigador construyó piras de madera para quemar de uno a cuatro cerdos. Para que no quedaran rastros de materia orgánica fue necesario quemar 700 kilos de madera por cerdo. De acuerdo con su prueba, para quemar 43 cuerpos era necesario 30.000 kilogramos de madera. La revista Science divulgó un video explicando la investigación del científico.

La evidencia presentada por el científico pone en entredicho la versión oficial sobre las últimas horas de los 43 jóvenes cuyo asesinato conmovió al mundo entero.
 

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

CienciaAyotzinapa