16 Sep 2021 - 11:09 p. m.

Identifican nueva especie de pingüino en Nueva Zelanda

El fósil de esta especie fue encontrado en 2006 por un grupo de niños que estaban en un campamento de verano. Un estudio publicado recientemente en el Journal of Vertebrate Palaeontology señaló que se trataba de una nueva especie de pingüino prehistórico.

Un nuevo estudio publicado en el Journal of Vertebrate Palaeontology por científicos de la Universidad de Massey señaló que existe nueva especie de pingüino prehistórico. Se trata de un pingüino que es similar a los pingüinos gigantes de Kairuku descritos por primera vez, pero este ejemplar tiene patas mucho más largas. (Lea: Encuentran fósil de una nueva especie de ballena de cuatro patas)

El fósil fue encontrado en enero de 2006, cuando un grupo de niños estaba en un campamento de verano en Nueva Zelanda, acompañados de un arqueólogo. Durante el viaje, realizaron varios recorridos en kayak hasta el puerto superior de Kawhia, un en el que se han encontrado diversos fósiles, como de mariscos por ejemplo.

En uno de los trayectos, notaron un rastro de fósiles que no eran de cetáceos. Y, un mes después, regresaron al lugar para recolectar los restos, que fueron donados al Museo de Waikato. Desde entonces, los investigadores de la Universidad Massey y el Museo Bruce comenzaron los estudios sobre el fósil. (Puede leer: Científicos encuentran nueva especie de reptil ancestral en Suramérica)

De acuerdo con los datos recopilados, el pingüino tiene entre 27,3 y 34,6 millones de años y es de una época en la que gran parte de Waikato estaba bajo el agua. Daniel Thomas, profesor de zoología de la facultad de Ciencias Naturales y Computacionales de Massey, aseguró a The Guardian que “con este descubrimiento está ayudando a los científicos a llenar algunos vacíos en la historia natural. Las especies de pingüinos tienen un registro fósil que se remonta casi a la edad de los dinosaurios y pueden decir mucho sobre la ecología del pasado y el presente”.

Para Mike Safey, presidente del club naturalista junior de Hamilton, que ha supervisado todo el trabajo sobre el pingüino fósil, “tener patas de este largo habría hecho a esta especie mucho más alta que otros pingüinos gigantes antiguos, y se estima que medía aproximadamente 1,6 metros de largo desde la punta del pie hasta la punta del pico y 1,4 metros de alto cuando estaba de pie. Esto, a su vez, afectaría qué tan rápido podría nadar y qué tan profundo podría sumergirse”. (Le puede interesar: Descubren en Indonesia el ADN intacto de una mujer que vivió hace 7.200 años)

En Nueva Zelanda se conoce muy poco sobre la existencia de pingüinos gigantes, principalmente porque los registros de la Isla Norte se han limitado durante mucho tiempo a unos pocos especímenes fragmentarios. Por eso, con estos nuevos datos recopilados se podrá adquirir más registros fósiles de pingüinos para poder entender cómo se adaptaron y cómo evolucionaron.

Comparte: