Publicidad
7 Sep 2022 - 6:22 p. m.

James Webb muestra cómo es el nacimiento de estrellas en la nebulosa de la Tarántula

Esta guardería estelar se llama 30 Doradus y está compuesta por miles de estrellas que no se habían visto antes. Las imágenes revelan detalles de la estructura y composición de la nebulosa.
En esta imagen, la NIRCam muestra la región de formación de estrellas de la Nebulosa de la Tarántula bajo una nueva luz.
En esta imagen, la NIRCam muestra la región de formación de estrellas de la Nebulosa de la Tarántula bajo una nueva luz.
Foto: NASA - NASA

El telescopio espacial James Webb nos sigue sorprendiendo con las increíbles imágenes que va capturando en su proceso de investigación. Recientemente, la NASA publicó una serie de fotografías del nacimiento de miles de estrellas jóvenes en la Nebulosa de la Tarántula, ubicada a 161.000 años luz de la Tierra, en la galaxia de la Gran Nube de Magallanes. (Lea: El Telescopio James Webb capta su primera imagen directa de un exoplaneta)

Estas imágenes, explica la NASA en su página web, revelan detalles de la estructura y composición de la nebulosa. Además de estas estrellas jóvenes, el James Webb muestra galaxias de fondo distantes, la estructura detallada y la composición del gas y el polvo de la nebulosa.

La Nebulosa de la Tarántula es la región de formación de estrellas más grandes y brillantes del Grupo Local, aquellas galaxias que están ubicadas muy cerca a la Vía Láctea. Esta zona se caracteriza por albergar a las estrellas más calientes y masivas que se conocen.

Para poder tener un panorama detallado de esta región, los investigadores del telescopio James Webb usaron tres de sus instrumentos infrarrojos de alta resolución. Con la NIRCam o cámara de infrarrojo cercano se ve una imagen de la región, que se asemeja a una telaraña de la tarántula. (Puede ver: James Webb: las nuevas imágenes de Júpiter capturadas por el telescopio)

Otra de las imágenes señala “la cavidad de la nebulosa, que ha sido atravesada por la radiación abrasadora de un cúmulo de jóvenes estrellas masivas, que brillan de color azul pálido”, apunta la NASA. La otra herramienta que se empleó fue el espectrógrafo de infrarrojo, que es el NIRSpec. Se encargó de captar a una estrella muy joven formando una burbuja a su alrededor.

“Observaciones anteriores mostraron que esta estrella podría ser un poco más antigua y que ya estaba en el proceso de formar una burbuja a su alrededor. Sin embargo, el NIRSpec mostró que apenas comenzaba a emerger y que aún mantenía una nube aislante de polvo a su alrededor”, añadió la agencia.

El instrumento de infrarrojo medio (MIRI) también desempeñó un rol fundamental en estas imágenes, pues hace que esta región adquiera una apariencia diferente cuando se ve en las longitudes de onda infrarrojas más largas detectadas por esta herramienta. “Las estrellas calientes se desvanecen y el gas y el polvo más fríos brillan”, explicó la NASA. (Le puede interesar: Telescopio J. Webb encontró atmósfera de dióxido de carbono. ¿Por qué es importante?)

La agencia describió que dentro de estas nubes, los puntos de luz que se observan reflejan protoestrellas incrustadas, que aún están ganando masa. Este telescopio ayudará a los astrónomos a comparar y contrastar las observaciones de formación de estrellas en la Nebulosa de la Tarántula con las observaciones profundas del telescopio de galaxias distantes de la era real del mediodía cósmico.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.