Publicidad

La dieta del futuro incluye insectos: Singapur ya aprobó el consumo humano de 16

La Agencia de Alimentos de Singapur (SFA) dio un paso que, posiblemente, darán en el futuro varios gobiernos: la aprobación de varios insectos como alimentos.

11 de julio de 2024 - 12:50 a. m.
El grillo común ("Acheta domesticus") fue uno de los insectos aprobados por Singapur para consumo humano.
El grillo común ("Acheta domesticus") fue uno de los insectos aprobados por Singapur para consumo humano.
Foto: Carlos Valenzuela - Wikimedia - Creative Commons

La Agencia de Alimentos de Singapur (SFA, por su sigla en inglés) tomó la delantera en una decisión que desde hace años se viene barajando en varios países: aprobar, de manera oficial, el consumo de algunos insectos.

Lo que hizo la SFA fue declarar como seguros a 16 especies de animales que pueden ser usados para el consumo humano o para alimentar a otros animales, aunque depende de la etapa en que se encuentren.

La entidad también permite que comerciantes importen insectos vivos, siempre y cuando tengan los permisos adecuados que exige la agencia regulatoria.

Aunque esa decisión puede asombrar a más de un comensal, lo cierto es que ha surgido como un buen camino para enfrentar la seguridad alimentaria, pues, como dice la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) varios de ellos son ricos en nutrientes.

“Ofrecen energía, grasa, proteínas y fibra y, según el insecto, pueden ser una buena fuente de micronutrientes, como zinc, calcio y hierro”, se lee en su página web.

Además, resalta, producirlos es mucho más amigable con el medio ambiente, debido a que generan menos gases de efecto invernadero que otras especies. Por ejemplo, las vacas son una de las grandes fuentes de emisión de metano, uno de los gases causantes del cambio climático.

“Los insectos comestibles pueden ayudar a mejorar la nutrición y la seguridad alimentaria, crear nuevas oportunidades de medios de vida y apoyar los sistemas agrícolas sostenibles”, indica la FAO.

De hecho, según sus cuentas, hay más de 1.900 especies de insectos comestibles en todo el mundo. Sin embargo, otros estudios muestran que esa cifra puede ser mayor. Una investigación publicada en febrero de este año en Scientific Reports sugiere que hay 2205 especies de insectos que se consumen en 128 países.

¿Qué insectos aprobó Singapur?

En el documento en el que aprueba usar 16 insectos para alimentación, la SFA de Singapur especifica cuáles entran en esta categoría. De ese grupo hacen parte el grillo doméstico (Acheta domesticus), el grillo con bandas (Gryllodes sigillatus), el grillo de dos manchas (Gryllus bimaculatus), la langosta migratoria africana (Locusta migratoria migratorioides), el saltamontes (Oxya japonica), el gusano de seda (Bombyx mori), la abeja melífera occidenta (Apis mellifera), la larva del escarabajo rinoceronte gigante (Allomyrina dichotoma / Trypoxylus dichotomus), entre otos.

Algunos solo pueden ser consumidos en la etapa adulta. Otros en estado de larva. Para ver con más precisión cuál es la lista completa, puede consultar el siguiente enlace.

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar