Publicidad
1 Dec 2022 - 12:00 p. m.

La ilustración científica sobrevive a la cámara y a la tecnología

Desde el Renacimiento, la ilustración científica ha sido clave para conocer nuevas especies y entenderlas en su profundidad. La Universidad de los Andes y el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York, se unieron para recorrer la historia y los avances de esta disciplina que combina el arte y la ciencia.
Carlos Eduardo Díaz Rincón

Carlos Eduardo Díaz Rincón

Periodista sección Vivir
Los peces puercoespín son pequeños y de cuerpo ancho, con ojos grandes, dientes en forma de pico y pieles con espinas, de ahí el nombre.
Los peces puercoespín son pequeños y de cuerpo ancho, con ojos grandes, dientes en forma de pico y pieles con espinas, de ahí el nombre.
Foto: Denis Finnin

Desde el “Rinoceronte de Durero”, ilustración que dio origen al primer retrato (aunque erróneo) de este animal; pasando por la obra “Micrographia”, primera en ilustrar los mundos diminutos de los insectos y los microorganismos; hasta “Historia natural de las ranas nativas”, considerado el libro que dio inicio a la herpetología, ciencia que estudia los anfibios y los reptiles; la exposición “Historia Natural: 400 años de ilustración científica” recogió los principales aportes de esta disciplina.

Puede ver: Tres astronautas chinos llegaron a la estación espacial Tiangong

Carlos Eduardo Díaz Rincón

Por Carlos Eduardo Díaz Rincón

Periodista y politólogo de la Universidad Javeriana. Amante de la cultura y del análisis de la política nacional e internacional. Principales intereses: resolución de conflictos, saberes comunitarios, política pública y cultura Hip Hop. Apasionado por la literatura sobre populismo, movimientos sociales e investigación de medios.@carlosdiazr4cediaz@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.