30 Mar 2020 - 2:38 p. m.

La Nasa presenta las imágenes de su primer avión totalmente eléctrico

X-57 Maxwell, como lo llamó la agencia espacial de Estados Unidos, es un avión con el que se busca para reducir el uso de combustible, las emisiones de efecto invernadero y el ruido.

Con información de Europa Press

Esta es la imagen del avión eléctrico planeado por la Nasa. / Nasa
Esta es la imagen del avión eléctrico planeado por la Nasa. / Nasa

La NASA ha presentado imágenes de la configuración final del X-57 Maxwell, su primer avión experimental pilotado totalmente eléctrico, destinado a demostrar tecnología para reducir el uso de combustible, las emisiones y el ruido. (Lea Así se ve desde el espacio la reducción de la contaminación tras la llegada del COVID-19)

El X-57 es el primer avión X, es decir, aeronaves experimentales estadounidenses usados para probar nuevas tecnologías y normalmente mantenidos en estricto secreto durante su desarrollo. Es el primero que diseña la NASA en dos décadas y su configuración eléctrica es conocida como Modificación IV o Mod IV.

Según la página de la Nasa, para su construcción se modificará un avión italiano Tecnam P2006T  y le pondrá un sistema de propulsión eléctrica. "El avión X-57 utilizará 12 motores pequeños ubicados en el ala para aumentar el flujo de aire, de modo que el ala produzca elevación incluso cuando el avión vuela lentamente", se lee. (Lea Hospitales de Colombia: preparándose para un enemigo casi de ciencia ficción)

Esta ala será delgada y está diseñada para aumentar la eficiencia al reducir la resistencia al vuelo. Tendrá un par motores  y unas hélices de 1,5 metros de diámetro ubicadas en las puntas de las alas, para recuperar la energía que de otro modo se perdería en los vórtices de las alas.

Los 12 motores y hélices de gran altura en el borde del ala permitirá que el X-57 pueda despegar a velocidades estándar. Estos motores se activarán durante el despegue, haciendo girar las hélices, y se desactivarán durante el modo crucero, momento en el cual las palas de la hélice se plegarán a las góndolas, reduciendo el arrastre.

Las aeronaves eléctricas presentan una amplia gama de beneficios potenciales para la aviación, incluida una mayor eficiencia, emisiones de carbono en vuelo reducidas o eliminadas y un vuelo más silencioso para las comunidades en tierra. X-57 ayudará a establecer estándares de certificación a medida que estos mercados de aviones eléctricos comiencen a surgir, informa la NASA.

 

Síguenos en Google Noticias