Publicidad
16 Dec 2021 - 12:45 p. m.

2022, el año en el que la ONU quiere celebrar el aporte de las Ciencias Básicas

La Conferencia General de la UNESCO adoptó a finales de 2019 la resolución que proclamó a 2022 como el Año Internacional de las Ciencias Básicas para el Desarrollo Sostenible. ¿Qué se busca?
La organización pretende que el 2022 sea un año para destacar “los vínculos entre las ciencias básicas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible".
La organización pretende que el 2022 sea un año para destacar “los vínculos entre las ciencias básicas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible".
Foto: Pixabay

Hace 7 años, en 2015, todos los Estados miembros de las Naciones Unidas aprobaron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Entre ellos, por ejemplo, está poner fin a la pobreza mundial, al hambre, lograr que toda la humanidad acceda al agua potable, proteger el planeta...en términos prácticos, mejorar la vida y la perspectiva de las personas en todo el mundo. Los ODS hacen parte de la llamada Agenda 2030, es decir, el plan es alcanzarlos hacia 2030. Para ello, la década de 2020-2030 es clave. Previendo, tal vez, que los países necesitarían un nuevo impulso, a finales de 2019 la UNESCO adoptó la proclamación del 2022 como el Año de las Ciencias Básicas para el Desarrollo Sostenible.

La Asamblea General de Naciones Unidas ha secundado esa proposición, por unanimidad. ¿Por qué las ciencias básicas? Según la ONU, “proporcionan los medios esenciales para afrontar retos cruciales como el acceso universal a la alimentación, la energía, la cobertura sanitaria y las tecnologías de la comunicación. Permiten comprender el impacto de los casi 8.000 millones de habitantes actuales del planeta y actuar para limitarlo, y a veces incluso reducirlo: agotamiento de la capa de ozono, cambio climático, agotamiento de los recursos naturales, extinción de las especies vivas”. Los aportes tecnológicos a la Agenda 2030 han sido de fácil reconocimiento, en contraste, las contribuciones de las ciencias básicas no lo son tanto.

Puede ver: ¡Impresionante! Fotos de la nave que “tocó” el Sol por primera vez | NASA

Las Ciencias Básicas comprenden el estudio de áreas como Física, Química y Matemática. Son ellas “la base de los mayores avances tecnológicos que impulsan la innovación y a la vez son esenciales durante el entrenamiento de futuros profesionales y en el desarrollo de capacidades por parte de la población para tomar decisiones que afectan su futuro”, afirma la UNESCO.

Durante 2022 y parte de 2023 se celebrarán entonces esos aportes. ¿Cómo? Propiciando intercambios entre científicos y todas las categorías de tomadores de decisión. Este año internacional llega en un momento en el que la ciencia se ha vuelto un actor fundamental en el centro de conversaciones como la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la más reciente llevada a cabo en Glasgow.

Justo durante 2022, de hecho, se cumple el centenario de dos importantes uniones científicas internacionales: la Unión Internacional de Física Pura y Aplicada (IUPAP); y la Unión Matemática Internacional (IMU). El Año Internacional llega también en medio de, ojalá, ya los efectos de la pandemia de COVID-19. “¿Cómo sabríamos que la infección es causada por un virus, qué aspecto tiene ese virus, cuál es su secuencia genética y sus variaciones, sin las ciencias básicas?”, se pregunta la ONU. Todo lo que ha ayudado a combatir la pandemia tienen sus raíces en las ciencias básicas.

Puede ver: El lanzamiento del telescopio James Webb se vuele a retrasar

La organización pretende que el 2022 sea un año para destacar “los vínculos entre las ciencias básicas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Será un momento clave de movilización para convencer a los líderes económicos y políticos, así como al público en general, de su importancia”. El camino hacia el cumplimiento de la Agenda 2030 está lejos de estar cerca de un final exitoso. Regiones del mundo como América Latina y África, aunque presentan avances, tienen importantes retrasos respecto al resto del mundo.

El pasado 14 de diciembre, por ejemplo, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Comisión Económica para África (CEPA) de las Naciones Unidas, alertaron que África “no está en camino de cumplir las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 2 para acabar con el hambre y garantizar el acceso de todas las personas a alimentos seguros, nutritivos y suficientes durante todo el año y para acabar con todas las formas de malnutrición”. El 2022 puede ser el año en el que, celebrando las ciencias básicas, se de un nuevo impulso a esa agenda.

Síguenos en Google Noticias