14 Mar 2018 - 4:40 p. m.

La precisión de las encuestas es la misma desde 1940

Según un estudio del doctor Will Jennings y el investigador Christopher Wlezien, a pesar de las percepciones de la gente, estos sondeos son tan exactos como hace 75 años, inclusive en el margen de error.

Redacción VIVIR

Getty Images
Getty Images

La historia política reciente ha mostrado una serie de desacierto a la hora de predecir los posibles resultados en las votaciones. Los ejemplos más claros son el Brexit, en el que el Reino Unido decidió separarse de la Unión Europea el 29 de marzo de 2017, las elecciones presidenciales en Estados Unidos, cuando el 8 de noviembre de 2016 Donald Trump ganó la contienda o el triunfo del "No" en el plebiscito por la paz el 2 de octubre del mismo año.

En todos los casos, las firmas encuestadores predijeron el escenario opuesto al que finalmente ocurrió. Por este tipo de sucesos, las personas y algunos candidatos aseguran no creer en las encuestas, a pesar de que siguen siendo una herramienta fundamental en la intención de voto y en el diseño de las estrategias electorales.

Sin embargo, un grupo de investigadores sostienen que, a pesar de las percepciones negativas de la gente, dichos sondeos son tan exactos como en 1940, inclusive en el margen de error. Sus hallazgos fueron publicados en el journal científico Nature Human Beahaviour. 

"Muchos han afirmado que las encuestas están en crisis, que ha habido eventos políticos que nos sorprendieron en el último año”, afirmó a The Guardian el coautor del estudio, el Dr. Will Jennings de la Universidad de Southampton, quien trabajó junto a Christopher Wlezien, de la Universidad de Texas en Austin (EE.UU). 

Ambos analizaron cerca de 31.000 encuestas de 351 elecciones nacionales en 45 países, desde 1942 hasta 2017. De esos sondeos los investigadores eligieron 286, que comenzaron 200 días antes de cada elección.

Encontraron que entre más cerca se hiciera la encuesta del día de la elección en cuestión, se disminuía el margen de error. Una semana antes de las contiendas, este disminuía de cuatro a dos puntos porcentuales. 

Otro hallazgo importantes es que las personas tenían mucho más clara su intención de voto en las legislativas que en las presidenciales, según Jennings ya que los electores se casan con un partido político, más que con un candidato.

"A menudo en las elecciones presidenciales los votantes todavía están aprendiendo sobre los candidatos, todavía están adquiriendo información. No necesariamente saben mucho sobre sus políticas y características", le dijo Jennings al periódico The Guardian.

Este análisis demostró que los errores en las encuestas han caído a lo largo de las últimas siete décadas. Además, que cuando más se cometen errores es a la hora de medir la intención de voto para los partidos o candidatos más importantes. 

Pero la preocupación por la veracidad y la precisión de las encuestas persiste. Por tal razón, el comité británico House of Lords inició una investigación sobre el tema el año pasado.

Lord Lipsey, presidente del comité, aseguró en el momento que "estamos viendo más encuestas de opinión que nunca en las últimas elecciones, pero su frecuencia masiva no ha sido igualada por una mayor precisión. En las últimas siete elecciones generales, los encuestadores obtuvieron el resultado equivocado tres veces ".

Sin embargo, el analista político Anthony Wells, recordó que la percepción de que ahora las encuestas se equivocan más es simplemente eso: una impresión. "Creo que esto sucede porque la gente recuerda más fácil los errores presentes que aquellos que ocurrieron hace mucho tiempo. Hay varios errores famosos, como aquella que predijo el triunfo de Dewey sobre Truman, o las elecciones de 1970 y de 1992 en Reino Unido", dijo el experto a The Guardian.

Síguenos en Google Noticias