15 Dec 2018 - 3:03 p. m.

La sonda china que busca llegar a la cara oculta de la Luna, ya está en órbita lunar

La nave Change’e-4, lanzada por el país asiático hace una semana, entró en órbita y quedó tan solo a unos 100 kilómetros del satélite. Si tiene éxito, se convertirá en la primera sonda en llegar a un lado desconocido para la humanidad.

-Agencia Europa Press

Nasa
Nasa

Después de volar durante unas 110 horas desde la Tierra, la sonda lunar Chang’e-4 entró en órbita lunar el 12 de diciembre, un hito para el primer aterrizaje controlado de la historia en la cara oculta de la Luna. Tras encender su motor cuando estaba a 129 kilómetros de la superficie de la Luna, de acuerdo con las instrucciones enviadas desde el centro de control en Pekín, se desaceleró para entrar en una órbita lunar elíptica con el punto más cercano al astro a unos 100 kilometros, informó la CNSA (Administración Nacional del Espacio de China). (Lea Virgin Galactic, la primera compañía en realizar un vuelo espacial tripulado)

La sonda, que tiene un módulo y un vehículo explorador, fue lanzada por un cohete Gran Marcha-3B el 8 de diciembre desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia suroccidental china de Sichuan. (Lea Los estudios científicos que desafiaron las fake news en 2018)

Puesto que el cohete fue capaz de poner la sonda en órbita exactamente según lo programado, el centro de control sólo tuvo que ajustarla el domingo una única vez, y también canceló dos ajustes de órbita programados antes de la desaceleración, según la CNSA.

El siguiente paso es que el centro de control ajuste la órbita de la sonda alrededor de la Luna y pruebe las comunicaciones entre la sonda y el satélite de retransmisión Queqiao (puente de las urracas, en chino mandarín), que orbita en halo alrededor del segundo punto de Lagrange (L2) del sistema Tierra-Luna.

El centro de control seleccionará posteriormente el momento oportuno para hacer aterrizar la sonda en el lado oculto de la Luna, informa Diario del Pueblo en su edición online, citando a Xinhua.

Debido a que el ciclo de traslación de la Luna es igual al de rotación, siempre es el mismo lado el que está de cara a la Tierra. El otro, la mayor parte del cual no se puede ver desde el planeta, es llamado lado lejano o lado oscuro no porque sea oscuro, sino porque su mayor parte se desconoce.

Las tareas científicas de la misión Chang'e-4 incluyen la observación astronómica de radio de baja frecuencia, el análisis del terreno y relieve, la detección de la composición mineral y estructura de la superficie lunar superficial y la medición de la radiación de neutrones y átomos neutros, anunció la CNSA.

La Chang'e-4 cuenta con cuatro unidades científicas desarrolladas por expertos de Holanda, Alemania, Suecia y Arabia Saudí.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

ChinaLunaAstrofísica