17 Jul 2019 - 9:15 p. m.

Las Penélopes del espacio

Janet Armstrong, Joan Aldrin y Pat Collins han sido retratadas como las esposas de los astronautas. Pero eran más: la primera estudió economía doméstica, la segunda hizo drama y la tercera era trabajadora social.

María Mónica Monsalve S. / @mariamonic91

Michael y Pat Collins (izquierda), Janet y Neil Armstrong, y Buzz y Joan Aldrin. / Fotos: NASA
Michael y Pat Collins (izquierda), Janet y Neil Armstrong, y Buzz y Joan Aldrin. / Fotos: NASA

Penélope es una figura condenada a esperar. Mientras Ulises se lanza a una eterna aventura, por casi 20 años, Penélope espera. Teje y desteje para ahuyentar a sus pretendientes, y aguarda hasta que Ulises regrese. En La Odisea ella es el retrato de la fidelidad absoluta. De la paciencia. De la mujer que se dedica a esperar.
Janet Armstrong, Joan Aldrin y Pat Collins fueron retratadas también así, hace 50 años, cuando sus hombres llegaron por primera vez a la Luna: como las pacientes esposas que esperaron a sus astronautas, las Penélopes del espacio.

Janet, cuenta un artículo de El Espectador de esa época, fue la única que vio a su esposo Neil Armstrong despegar desde Cabo Kennedy, en la costa este de Florida, Estados Unidos. Ella estaba sentada en un bote en el río Danana con sus hijos, Ricky de 12, y Mark, de seis, y él iba en el cohete Saturno V, a una velocidad de unos 8,0 km/s, directo a la Luna. “Procuraré llevar una vida normal”, fue lo único que se atrevió a decir a los medios ante la semana de espera que se le venía encima. 

Síguenos en Google Noticias