26 Oct 2018 - 12:00 a. m.

Las razones por las que la voz de Freddie Mercury era tan especial, según la ciencia

Tras analizar entrevistas y pistas de la voz líder de Queen, investigadores se percataron de que Mercury tenía un vibrato de naturaleza irregular. Sus cuerdas vocales podían moverse a una velocidad mucho mayor que la de otros cantantes.

-Redacción Salud

Estatua de Freddie Mercury en Montreux, Suiza. / Wikimedia - Creative Commons
Estatua de Freddie Mercury en Montreux, Suiza. / Wikimedia - Creative Commons

En las salas de cine se está presentando una de las películas más esperadas por los amantes del grupo inglés Queen: “Bohemian Rhapsody, la historia de Freddie Mercury”, que narra, como su nombre lo indica, la vida del cantante de la banda, quien por muchos años su voz fue un verdadero ícono del rock. (Lea Los chinos compiten entre sí para crear el computador más rápido del mundo)

¿Por qué era tan particular? ¿Por qué se caracterizaba? Christian Herbst es biofísico y se ha especializado en estudiar la fisiología de los cantantes. Hace un tiempo quiso responder esas preguntas con la ayuda de un grupo de investigadores de varias entidades como el Hospital universitario Karolinska, en Estocolmo, Suecia, y la Universidad Palacký (República Checa).

Para resolverlas intentaron analizar en detalle la voz de Mercury. Lo hicieron estudiando varias entrevistas y grabaciones en las que él canta solo. También aislaron su voz en las canciones donde es acompañado el resto de la banda. (En fotos: los ganadores del concurso mundial de fotografía astronómica)

En palabras de los mismos autores, “Freddie Mercury fue uno de los cantantes de música comercial contemporánea más conocidos del siglo XX. Este estudio presenta un análisis acústico de su producción de voz y estilo de canto, basado en el análisis perceptivo y cuantitativo de las grabaciones de sonido disponibles al público”.

Herbest y su equipo encontraron varias cosas que contradicen lo que usualmente se creía de la voz de Mercury. Tras analizar las entrevistas y ver que tenía una frecuencia de 117.3 Hz, concluyeron que podía clasificarse como un bartítono y no como un tenor, como solía pensarse.

Además, tras analizar 240 notas sostenidas en 21 grabaciones a capella, encontraron que su vibrato, es decir, el cambio de tonos que suelen hacer los cantantes al sostener una nota, era verdaderamente sorprendente. Era de 7 Hz. El de Luciano Pavaroti, el famoso cantante lírico italiano, era de 5,7 Hz.

“Se trata de un vibrato de una naturaleza irregular”, apuntaron los investigadores en su estudio, publicado en en Taylor Francis en la sección de Logopedics Phoniatrics Vocology.

A lo que se refieren es a que las cuerdas de Freddie Mercury se movían a una velocidad mucho mayor que la de otros cantantes. “Era como si empujara su voz a los límites absolutos de lo que era físicamente capaz de hacer”, escribió el periodista Brandon Weber en el portal bigthink.com.

Síguenos en Google Noticias