Publicidad
25 May 2016 - 9:27 p. m.

Los 5 proyectos que muestran el poder científico de China

Explorar el lado oculto de la Luna dentro de dos años, llegar a lo más profundo del Océano Pacífico y construir el radiotelescopio más grande del planeta, son algunos de los planes de los asiáticos.

Redacción Ciencia

Imagen del radiotelescopio Fast en China.  / / Tomado de Youtube
Imagen del radiotelescopio Fast en China. / / Tomado de Youtube

Aunque en las últimas décadas el llamado gigante asiático no ha estado en la lista de los países con más publicaciones ni con más inversión en ciencia, poco a poco ha ido asumiendo el liderazgo. Su crecimiento se ha disparado tanto que hoy, en ese ranking, solo es superada por Estados Unidos, y los indicadores señalan que en 2020 lo dejará atrás.

Lo han logrado por muchos factores, pero los grandes proyectos en los que se han embarcado los asiáticos han permitido que se posicionen. Entre todos ellos hay cinco que merecen especial atención:

1. A explorar la cara oculta de la Luna

Aunque la primera sonda que envió China a la Luna aterrizó en el satélite en 2013, sus planes han avanzado rápidamente. Tanto que su idea es que para 2018 puedan visitar el lado oculto de la Luna, a donde ni estadounidenses ni rusos han podido llegar.

Para hacerlo, el programa espacial chino, que está dirigido por militares, se ha posicionado poco a poco como un actor importante en el espacio, a la altura, incluso, de la Nasa o de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Entre sus planes también está enviar un viaje de ida y vuelta a la Luna y visitar Marte en 2020.

“Si falláramos aquí, las consecuencias serían enormes. Todos los directores y diseñadores están muy estresados. Y por eso somos tan reacios a un exceso de publicidad”, le dijo a la cadena BBC.

2. El radiotelescopio más grande del planeta

Con 500 metros de diámetro y ubicado en la provincia de Guizhou, en el sudoeste de China, el Five hundred Meter Aperture Spherical Telescope (Fast) es el telescopio más grande del planeta. Construido en solo cinco años, casi duplica en tamaño al Arecibo, en Puerto Rico. Con él, el país asiático espera sorprender al mundo con nuevos hallazgos astronómicos. Pronto empezará a funcionar.

3. Investigar las partículas más extrañas del universo

Una de las partículas que aún inquietan a los científicos son los neutrinos, acaso las más extrañas del cosmos. Aunque son los más abundantes en el universo e incluso se encuentran entre los humanos (que no pueden percibirlos), tienen una de las composiciones más extrañas: su forma está cambiando constantemente a medida que viajan.

Encontrar qué es eso que los hace tan particulares es una de las tareas que se trazó al ciencia china. Para ello, crearon un gran experimento en la bahía Daya, al sur del país. A 300 metros bajo la superficie los estudian y ya han logrado calcular las posibilidades de que un neutrino cambie de forma.

“Estamos empezando a ver resultados”, le dijo a la BBC el profesor Wang Yifang, director del Instituto de Física de Energía Alta de la Academia China de las Ciencias y supervisor del experimento.

4. Explorar los océanos a 11 mil metros de profundidad

Con un enorme barco que tiene 100 metros de eslora y está equipado con un sofisticado laboratorio, China se quiere lanzar a explorar el océano tan profundo como le sea posible. Desde esa aeronave, que cuenta con una plataforma para el lanzamiento de submarinos, esperan llevar a los humanos a una profundidad de 11 mil metros. Lo harán en las Islas Marinas que están en el océano Pacífico, en los límites con el Mar de Filipinas.

Ya en una prueba, uno de sus submarinos no tripulados alcanzó 4 kilómetros. En palabras de Cui Weicheng, el objetivo es llegar a las aguas más profundas porque los humanos conocen mucho menos del mar que de lo que saben de la Luna o Marte.

5. Córneas de cerdo para humanos

Hoy unos cinco millones de chinos tienen dificultades en su visión por infecciones o lesiones en su córnea. Muchos de ellos son ciegos que esperan a que les llegue el turno de un trasplante. Sin embargo, claro, la demanda es mucho más grande que la oferta, que siempre, como en Colombia, ha dependido de la voluntad de los donantes de órganos.

Por solucionar esa enorme dificultad desde hace años el Centro Internacional de Medicina Regenerativa (CRMI) ha intentado hallar una solución más práctica que involucre a los animales. En esa idea han invertido cerca de US$150 millones y hoy ya tienen resultados contundentes para mostrar: 200 pacientes han recuperado su visión luego de que les trasplantaran córneas de cerdos. Según dicen los científicos asiáticos, sus intervenciones tienen un éxito del 90%.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

ChinaLuna