Publicidad
5 Jul 2016 - 4:28 p. m.

Los secretos que la nave Juno espera resolver en Júpiter

Llegar al planeta más grande del Sistema Solar podría arrojar pistas sobre la formación del Sistema Solar y sobre cómo llegó el agua que dio origen a la vida en la Tierra.

Redacción Vivir

Esta es una de las imágenes más detalladas que ha logrado la Nasa de la principal luna de Júpiter: Europa. El planeta tiene más de 60 lunas.  / / Nasa
Esta es una de las imágenes más detalladas que ha logrado la Nasa de la principal luna de Júpiter: Europa. El planeta tiene más de 60 lunas. / / Nasa

Cuentan los relatos de la mitología romana que en alguna ocasión Júpiter, el dios de los dioses (Zeus, en la mitología griega), se había enamorado de una ninfa. Temeroso de que Juno, su esposa, se diera cuenta, envolvió la Tierra en unas nubes densas que impedirían que otros observaran su infidelidad. Sin embargo, Juno, protectora de las mujeres y de los compromisos, no cayó en la trampa y levantó ese velo para finalmente descubrir el engaño. (Lea 'Las primeras grabaciones de Júpiter que logró la Nasa)'

Por esa historia es que la Nasa bautizó a la nave que llegó anoche al planeta más grande del Sistema Solar con el nombre de Juno. En términos simples, la sonda, lanzada en 2011 desde Cabo Cañaveral (EE.UU.), hará algo similar a lo que hizo aquella diosa: intentará penetrar las espesas nubes de gas que ocultan la atmósfera de Júpiter para desentrañar sus secretos. Esa ha sido una de las obsesiones incumplidas de la ciencia, pese a que ocho misiones ya han sobrevolado su área y han recopilado datos valiosos. (Lea 'Adriana Ocampo, la colombiana detrás de la misión a Júpiter')

Lo que esperan encontrar bajo esa densa capa son los secretos de cómo se compone su atmósfera que, gracias a la gran fuerza gravitatoria de Júpiter y a su gran tamaño (su masa es el doble de la de todos los planetas del Sistema Solar juntos), conserva una composición similar a la que tenía cuando se originó. Por esa razón es que Júpiter puede darnos pistas de la formación del sistema solar.

El otro gran misterio que Juno espera resolver es la estructura interior de Júpiter, para saber si tiene o no un núcleo rocoso. Algunas tesis sugieren que hace muchos años este paneta fue acumulando grandes cantidades de materia y era similar a una “súper Tierra”. Saber con precisión eso, ayudaría a comprender cómo se forman esos planteas gigantes en otros sistemas planetarios y cómo permiten la formación de otros como la Tierra. Hasta el momento,  por ejemplo, la ciencia ha identificado más de dos mil planetas en más de mil doscientos sistemas planetarios diferentes. Muchos de ellos son gigantes con una composición gaseosa similar a la de Júpiter

Finalmente, el tercer secreto que la Nasa anhela solucionar con los datos que arroje la sofisticada sonda, tiene que ver con la cantidad de agua que se esconde en Júpiter. Al atravesar su atmósfera es posible que observe un reservorio que puede tener una composición más o menos igual a la que tenía en la formación del Sistema Solar. Lograr obtener datos sobre ello podría darnos pistas de dónde llegó a la Tierra el agua que permitió la vida.

En últimas, los veinte meses que pasará Juno sobre la órbita de Júpiter, serán claves para comprender mejor nuestro pasado y nuestro origen.

 

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

NASAJupiterSistema Solar