26 Feb 2018 - 2:33 p. m.

Medio siglo después China revela que también envió dos perros al espacio

En la década del sesenta el gigante asiático lanzó dos misiones con caninos para comprobar si podían soportar las difíciles condiciones del espacio exterior. Ambos animales sobrevivieron.

Redacción ciencia

Medio siglo después China revela que también envió dos perros al espacio

El 3 de noviembre de 1957, la Unión Soviética sorprendió al mundo con el lanzamiento de Sputnik 2. Era la segunda nave espacial que los humanos iban a poner en órbita pero, a diferencia de la primera, en ella había una particularidad: en su interior viajaba Laika, una perra que daría las primeras pistas sobre las condiciones que podría soportar un ser vivo en el espacio exterior. Tras seis días de vuelo murió.

Los soviéticos no fueron los únicos que hicieron ese tipo de experimentos con animales. Como lo reveló el periódico South China Morning Post, el gigante asiático también envió dos caninos en la década del sesenta para comprobar si un humano sería capaz de sobrevivir a uno de estos viajes.

La noticia la dio a conocer el fin de semana la Academia de Ciencias de China. En un intento por conmemorar el inicio del año del perro, que empezó hace un par de semanas, ese organismo publicó los detalles del programa hasta ahora desconocido.

De acuerdo con ese medio de comunicación, Little Leopard y Shan Shan, como se llamaban los perros, fueron seleccionados de una camada de más de cien cachorros criados en circos de animales. Tras una serie de pruebas, que incluía exponerlos a sonidos ensordecedores para saber si soportarían el ruido de un cohete, los científicos chinos los eligieron. Su aspecto también resultó esencial. Si iban a viajar al espacio tenían que ser “lindos”.

Aunque se mostraron fuertes, un aspecto pasó por alto el grupo líder de la misión. Uno de ellos (Little Leopard) tenía miedo a las alturas. Antes de entrar a la escotilla entró en pánico. Aun así fue puesto en la nave espacial.

Sin embargo, a diferencia de la sonda que llevó a Laika a espacio exterior, las misiones chinas presentaron varios inconvenientes. Ninguna alcanzó órbita y ambos perros sobrevivieron a las duras condiciones que, quizás, no hubiese soportado un humano. El día del viaje de Little Leopard fue un viernes 15 de julio de 1966.

Shan Shan hizo un recorrido más difícil. El equipo de monitoreo de la nave quedó destrozado y los científicos chinos no pudieron recopilar datos. Pese a ello, también logró sobrevivir.

Después de estas dos misiones China decidió no continuar experimentando con perros, como sí lo hizo EE.UU. y Rusia. El primer astronauta de ese país que viajó al espacio lo hizo en 2003, como lo reporta la agencia EFE. Desde entonces, en total, han enviado diez.

Síguenos en Google Noticias