7 Oct 2020 - 11:02 p. m.

Muere Mario Molina, el Nobel que nos alertó sobre el agujero en la capa de ozono

El mexicano falleció a los 77 años. En 1995 le fue otorgado el Premio Nobel de Química por su investigación sobre el agujero en la capa de ozono, que se tradujo en el Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) “informa del lamentable fallecimiento del doctor Mario Molina, distinguido universitario, Premio Nobel de Química 1995”. (Lea La grave advertencia de un Nobel sobre la Amazonía)

Con esas palabras esa universidad dio a conocer una triste noticia para la ciencia latinoamericana. El científico mexicano Mario Molina murió este miércoles a la edad de 77 años.

Molina, que nació en 1943 en Ciudad de México y estudió ingeniería química, alertó al mundo sobre la amenaza del agujero de la capa de ozono. Su investigación tuvo efectos internacionales: se tradujo en el Protocolo de Montreal de las Naciones Unidas firmado en 1987. Por ella, también le otorgaron el Premio Nobel de Química hace 25 años.

Tras estudiar un pregrado en México, Molina hizo estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, en Alemania. Posteriormente, culminó un doctorado en Fisicoquímica en la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos.

Además de haber sido profesor de la UNAM, dio clases en diversas universidades en el mundo. Entre 1989 y 2004, por ejemplo, fue profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Así mismo, fue miembro de la Academia Nacional de Ciencias y del Instituto de Medicina de Estados Unidos.

Como cuenta la agencia EFE, Molina recibió más de 30 doctorados ‘honoris causa’ y era miembro destacado de la Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano, del Colegio Nacional de México, la Academia Mexicana de Ciencias y la Academia Mexicana de Ingeniería.

En 2005 fundó un centro de investigación de políticas públicas que lleva su nombre en Ciudad de México, donde realizó estudios estratégicos sobre energía y medioambiente, con especial atención al cambio climático y la calidad del aire,

Como lo relata un extenso perfil publicado en el diario mexicano La Jornada, Molina fue uno de los 21 científicos que formaron parte del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología del Presidente Barack Obama, un cargo que también había ocupado en el período presidencial de Bill Clinton.

Comparte: