29 May 2018 - 2:53 p. m.

Murió el astronauta Alan Bean, el cuarto ser humano en pisar la superficie de la Luna

A los 86 años falleció el astronauta Alan Bean, quien en 1969 se convirtió en la cuarta persona en caminar sobre la luna. Bean fue clave para el éxito de la misión Apollo 12, que llevó al segundo alunizaje en la historia humana.

- Redacción Vivir

Alan Bean se dedicó a la pintura tras su retiro de la Nasa, en 1981. / NASM – Matthew Bisanz
Alan Bean se dedicó a la pintura tras su retiro de la Nasa, en 1981. / NASM – Matthew Bisanz

El astronauta Alan Bean, de 86 años, falleció el pasado sábado, informó la Nasa. Bean fue el piloto del modulo lunar de la misión Apollo 12, que llevó a cabo el segundo alunizaje de la historia, en 1969.

En esa misión, que Bean emprendió junto a Pete Conrad y Richard Gordon, tenía como objetivo recolectar rocas y hacer experimentos sobe la superficie lunar. Gordon, quien durante las 31 horas que duró esa misión estuvo orbitando el satélite, se encargó desde el aire de buscar lugares posibles para nuevos alunizajes. 

De piloto a astronauta

Bean nació en 1932, en el estado de Texas y se graduó d ela Universidad de ese estado en 1955 como ingeniero aeronáutico. “Toda la vida quise ser piloto, desde que puedo recordarlo”, dijo en un 1998, en una historia oral que la Nasa hizo ese año. “Creo que tiene mucho que ver con que creía que era algo muy emocionante. Yo quería ser valiente, aunque en ese momento no lo fuera. supongo que pensaba que podría aprender a serlo, y eso fue lo que me atrajo”.

En 1963 le llegó la oportunidad de ser más valiente de lo que alguna vez soñó: la Nasa lo seleccionó a él, y a otros 14 compañeros, para hacer parte del tercer grupo de astronautas de esa institución.

Luego, tras el éxito de la misión Apollo 11 –que llevó al ser humano por primera vez a la luna–, Bean fue seleccionado para emprender le mismo viaje de tres días hacia el satélite.

“Cuando te preparas para ir a la luna”, dijo, “todos los días se sienten como navidad y tu cumpleaños juntos. Es decir, ¿podrías pensar en algo mejor que eso?”.

El día llegó el 14 de noviembre de 1969. La misión no empezó bien: antes de salir de la atmósfera, el cohete de Bean fue impactado por un rayo. Sin embargo, esto no afectó los motores ni la integridad de la máquina, que pudo continuar sin contratiempos el viaje. 

Después de esta misión, Bean regresó al espacio varias veces, y completó 69 días allí fuera. Además, ayudó con el entrenamiento de nuevos astronautas hasta 1981, cuando se retiró de la Nasa y se dedicó a la pintura. 

Síguenos en Google Noticias