Publicidad
24 Feb 2021 - 8:51 p. m.

Neurocientíficos logran dialogar con personas mientras soñaban dormidas

Equipos científicos independientes en Francia, Alemania, los Países Bajos y los Estados Unidos lograron hacer preguntas a personas dormidas y obtener respuestas incluso para para problemas aritméticos básicos.
Científicos de Estados Unidos, Francia, Alemania y los Países Bajos mostraron  que las personas que están dormidas y en medio de un sueño lúcido pueden percibir preguntas y proporcionar respuestas utilizando señales electrofisiológicas.
Científicos de Estados Unidos, Francia, Alemania y los Países Bajos mostraron que las personas que están dormidas y en medio de un sueño lúcido pueden percibir preguntas y proporcionar respuestas utilizando señales electrofisiológicas.
Foto: Pixabay

Es uno de esos experimentos que vuelan la imaginación cada cierto tiempo. El título del artículo publicado por un grupo de neurocientíficos en la revista Current Biology es suficiente para detonar la curiosidad: “Diálogo en tiempo real entre experimentadores y soñadores durante el sueño REM”. Una puerta nueva parece abrirse entre el mundo de la vigilia y el de los soñadores.

Los mundos oníricos siempre han desafiado la imaginación popular al tiempo que han resultado elusivos para la ciencia. No sólo por nuestra pobre comprensión del cerebro sino debido a las limitadas opciones disponibles para escudriñar esas experiencias oníricas. El mecanismo más común hasta ahora ha consistido en preguntar por los sueños al despertar o estudiar diarios de personas que han anotado sus sueños. También usar neuroimágenes al menos para saber qué zonas son más activas que otras durante las diferentes etapas del sueño. Pero comunicarse con los soñadores en tiempo real no parecía una posibilidad tan clara. Lea: Las revelaciones de 24 mil sueños.

Es justamente lo que Karen Konkoly, de la U. de Northwestern (EE.UU) y sus colegas en universidades de Francia, Alemania, los Países Bajos aseguran haber logrado. “Mostramos que las personas que están dormidas y en medio de un sueño lúcido (conscientes del hecho de que están soñando actualmente) pueden percibir preguntas de un experimentador y proporcionar respuestas utilizando señales electrofisiológicas”, anotaron en el artículo.

Para las pruebas reclutaron a 36 personas. Algunos tenían una experiencia previa mínima con sueños lúcidos, otros eran soñadores lúcidos frecuentes y uno era un paciente con narcolepsia que tenía sueños lúcidos frecuentes. Los sueños lúcidos ocurren predominantemente durante una etapa del sueño conocida como REM y pueden ir acompañados de señales de movimiento ocular que se utilizan para indicar que los soñadores reconocen que están soñando.

El grupo de neurocientíficos querían probar que los soñadores lúcidos podían seguir  instrucciones para calcular operaciones matemáticas, responder preguntas de sí o no o discriminar estímulos y responder usando la dirección de la mirada o de diferentes músculos faciales.

Por ejemplo, uno de los participantes, un joven estadounidense de 19 años,  recibió señales sonoras durante una siesta diurna de 90 minutos, cerca del comienzo de un período de sueño REM y fue capaz de indicar que estaba en un sueño lúcido con una serie de tres movimientos del ojo izquierdo-derecho. Al mismo joven le presentaron un problema de matemáticas por vía auditiva al preguntarles: 8 menos 6. El joven respondió con dos movimientos de los ojos de izquierda a derecha  para señalar la respuesta correcta 2. Luego se repitió el problema de matemáticas y de nuevo produjo la respuesta correcta.

A otro de los participantes, un alemán de 35 años que era un soñador lúcido experimentado, le presentaron estímulos visuales que consistían en colores alternos y correspondientes a un problema matemático codificado en clave Morse “4 menos 0”. El participante produjo la respuesta correcta “4” usando movimientos de ojos de izquierda a derecha. En su descripción del sueño, sostuvo que escuchó el mensaje “4 más 0” y respondió en consecuencia.

De acuerdo con el reporte del grupo de neurocientíficos, intentaron la comunicación bidireccional en 18% obtuvieron una respuesta correcta, en el 3.2% de las ocasiones la respuesta fue incorrecta y no obtuvieron respuesta el 60% de las veces. En el resto la respuesta fue ambigua.

“Curiosamente, los participantes informaron que algunas señales se recibieron como si vinieran del exterior del sueño o se superpusieran al sueño, mientras que otras señales se transmitieron a través de componentes del sueño”, anotaron los autores del trabajo.

También ocurrió que los detalles de la comunicación que se recordaban en los informes de los sueños a veces diferían de las grabaciones realizadas durante el sueño. Por ejemplo, los participantes a veces informaron un problema matemático diferente al presentado o una respuesta diferente de la respuesta que se registró.

“Nuestros hallazgos refutan la creencia común de que no tiene sentido tratar de comunicarse con personas que están dormidas para obtener conocimiento sobre sus sueños, y la suposición de que no pueden responder de manera significativa mientras permanecen dormidos. Por el contrario, la colección de resultados aquí descrita constituye una prueba del concepto de comunicación bidireccional durante el sueño, y abre así la puerta a un nuevo enfoque para la exploración científica del estado onírico”, concluyeron.

Aún así advierten que sus resultados deben ser contrastados con otros trabajos y plantean que “los criterios fisiológicos convencionales, ampliamente utilizados y aceptados en la investigación contemporánea y los contextos clínicos, pueden mejorarse en el futuro, cambiando la definición del sueño. Además, se podría invocar la posibilidad de que algunas partes del cerebro puedan estar en sueño REM y otras no”.

Síguenos en Google Noticias