Publicidad
7 May 2022 - 1:33 a. m.

Paciente que recibió corazón de un cerdo murió, al parecer, por un virus porcino

David Bennett, un estadounidense de 57 años que tenía una enfermedad cardíaca, fue el primer hombre en recibir un corazón de un cerdo genéticamente modificado. Un virus porcino puede haber contribuido a la muerte del paciente, señala un artículo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).
A la izquierda, el Dr. Bartley Griffith, quien realizó la operación a David Bennett, a la derecha en la imagen.
A la izquierda, el Dr. Bartley Griffith, quien realizó la operación a David Bennett, a la derecha en la imagen.
Foto: Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland

El 7 de enero de 2020, David Bennett, un estadounidense de 57 años que tenía una enfermedad cardíaca, fue el primer hombre en recibir un corazón de un cerdo genéticamente modificado. Dos meses después, el 8 de marzo, médicos de la Universidad de Maryland confirmaron que Bennett había muerto. (Lea: ¿Por qué el trasplante de corazón de cerdo a humano es por ahora un avance incierto?)

Este trasplante fue inusual. Primero, porque tenía una arritmia que no le permitía manejar su insuficiencia cardíaca avanzada con una bomba mecánica. Y, segundo, porque no estaba considerado en la lista de trasplantes de órganos humanos, ya que tenía un historial de no seguir instrucciones como tomarse regularmente los medicamentos, lo que suele descalificar a las personas para estos procedimientos.

Durante estos meses, los científicos trataron de establecer la causa de su muerte, sin encontrar una razón exacta. Ahora, Bartley Griffith, director del Programa de Trasplante Cardíaco del Centro Médico de la Universidad de Maryland, parece tener algunas pistas.

En un artículo publicado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), Griffith explicó que encontró ADN del citomegalovirus porcino, un virus que infecta a los cerdos, en el paciente antes de que muriera. “El virus “tal vez fue el actor, o podría ser el actor, el que desencadenó todo esto”, explicó el doctor durante un seminario web sobre el trasplante realizado el 20 de abril.

Antes de realizar el trasplante, señaló Griffith, se hicieron varios análisis del corazón genéticamente modificado de este cerdo para detectar que no tuviese ningún virus y, así, fuera apto para al paciente. Sin embargo, explicaron expertos de la Universidad de Maryland al New York Times, que “las pruebas solo detectan infecciones activas, no infecciones latentes en las que el virus se “oculta” en el cuerpo sin replicarse activamente”. (Puede leer: Preguntas y respuestas sobre los trasplantes de órganos de animales a personas)

Luego de 20 días de haber practicado el trasplante, los científicos encontraron que en los análisis de sangre detectaron niveles bajos de ADN de citomegalovirus porcino. Y aunque inicialmente los médicos creyeron que se trataba de un error, 40 días después el paciente se enfermó gravemente.

“El citomegalovirus porcino es específico de los cerdos y no se cree que pueda infectar células humanas. Sin embargo, el virus podría haberse reproducido repentinamente sin control en el corazón del cerdo, sin el sistema inmunológico de los animales para suprimir el virus. Esto puede haber desencadenado una respuesta inflamatoria en el paciente”, señala el MIT en su artículo.

Los médicos, sin embargo, piden mucha prudencia con los resultados de estos análisis de ADN y señalaron que, a futuro, tendrán que hacer pruebas más sensibles que detecten este tipo de virus antes de realizar un trasplante. (Lea también: ¿Vale la pena criar cerdos para trasplantar sus órganos?)

👩‍🔬📄 ¿Quieres conocer las últimas noticias sobre ciencia? Te invitamos a verlas en El Espectador. 🧪🧬

Síguenos en Google Noticias