28 Mar 2018 - 1:22 a. m.

¿Por qué las ballenas son tan grandes? Hay una razón

Los mamíferos acuáticos suelen ser varias veces más voluminosos que sus parientes terrestres. Investigadores hallaron una respuesta.

Redacción VIVIR

Cuerpos más grandes permiten a los animales ser más eficientes en la pérdida de calor a bajas temperaturas.  / Pixabay
Cuerpos más grandes permiten a los animales ser más eficientes en la pérdida de calor a bajas temperaturas. / Pixabay

Lo más parecido a la megafauna que habitó este planeta hace más de 65 millones de años, son los mamíferos acuáticos. Basta ver fotografías de un buzo al lado de una ballena azul para sorprenderse del tamaño que alcanzan esos animales.  Se sabe que los leones marinos son dos veces más grandes que los osos polares y los manatíes superan en 500 kilogramos a sus pequeños primos los hyrax.

Como siempre, las respuestas están en las líneas evolutivas de los animales. Un grupo de investigadores de la Universidad de Stanford analizó los tamaños de cuatro diferentes grupos evolutivos de mamíferos marinos, aproximadamente 4000 especies vivientes y 3000 fósiles, para intentar hallar una respuesta.

De acuero a un estudio publicado en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la variación en el tamaño estaría asociada a la temperatura de los hábitats. 

“La mayoría de las hipótesis anteriores se han centrado en las restricciones terrestres a los tamaños grandes”, escribieron los autores del trabajo. Su trabajo, en cambio, apunta a que la temperatura juega un rol cental. "Encontramos que el reino acuático impone restricciones más fuertes en el tamaño del cuerpo que el reino terrestre, conduciendo y confinando a los mamíferos acuáticos a tamaños más grandes".

De acuerdo a sus cálculos, la cantidad de calor que un cuerpo puede generar depende de la cantidad de células que tenga, y los animales pequeños simplemente no tienen suficiente para reemplazar el calor que pierden en el agua. A esto hay que sumar otra variable. Un cuerpo pequeño, menor superficie, en relación a su masa expone al animal a una mayor pérdida.

 

 

Síguenos en Google Noticias