31 May 2018 - 10:54 p. m.

¿Qué tienen que ver las gafas con la inteligencia? Más de lo que se imagina

Un estudio de la Universidad de Edimburgo descubrió que las personas inteligentes tienen un 30% más de probabilidades de tener genes relacionados con la vista deficiente.

Redacción Vivir

Pixabay
Pixabay

“Usar gafas puede significar que eres más inteligente” dicen los titulares de portales y periódicos en sus secciones de ciencia esta semana. La noticia puede parecer una frivolidad a primera vista pero en realidad está sustentada en un estudio publicado en una revista seria como Nature Communications y respaldada por más de 200 investigadores de la Universidad de Edimburgo.

En el estudio, el más grande jamás realizado, los investigadores británicos involucrados analizaron datos de cerca de 300,000 personas de entre 16 y 102 años. Al superponer la información genética con información sobre capacidades cognitivas encontraron una relación “significativa entre la función cognitiva general, el tiempo de reacción y muchas variables de salud, como la vista, la hipertensión y la longevidad". En concreto, concluyeron que las personas que eran más inteligentes tenían casi un 30% más de probabilidades de tener genes que pudieran indicar que necesitarían usar anteojos.

Desde hace más de un siglo, los científicos han intentado atrapar el secreto de la inteligencia escarbando en los genes. La búsqueda no siempre ha ido por buenos caminos. En muchas ocasiones ha conducido a ideas raciales falsas, desde el nazismo hasta comentarios del propio descubridor del ADN James Watson quien en 2007 llegó a afirmar que  "todas nuestras políticas sociales están basadas en el hecho de que su inteligencia (la de personas de raza negra) es la misma que la nuestra, mientras todas las pruebas muestran que no es realmente así”.

Más allá de los sesgos y prejuicios, como lo señalaron los autores en su artículo, “los estudios con gemelos encuentran que la función cognitiva general tiene una heredabilidad de más del 50% desde la adolescencia hasta la edad adulta hasta la edad avanzada”. Por otra parte está bastante claro que las personas con mejor desempeño cognitivo tienden a permanecer más tiempo en la educación, obtener calificaciones académicas más altas, progresar a trabajos más profesionales y mejor remunerados, vivir vidas más sanas y vivir más tiempo.

Los investigadores británicos establecieron 709 genes asociados con la función cognitiva general. En el caso específico de la miopía, y por lo tanto el uso de gafas, las pruebas fueron “consistentes con la evidencia previa de una correlación positiva entre este rasgo y la función cognitiva”.

Los científicos aclararon que este tipo de investigaciones son importantes porque “la función cognitiva general tiene prominencia y omnipresencia en el curso de la vida humana, y es importante comprender los orígenes ambientales y genéticos de su variación en la población”. Consideran que sus resultados “proporcionan una base para explorar los mecanismos que producen y mantienen la eficiencia cognitiva a través de la vida”.

 

 

Síguenos en Google Noticias