19 Aug 2018 - 11:16 p. m.

Resuelven el misterio del espagueti: es posible partirlos por la mitad sin quebrarlos

La ciencia lleva años intentando romper un fideo seco por la mitad sin que se rompa en tres o más pedazos. Científicos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) acaban de conseguirlo gracias a la "torción".

Redacción ciencia

La semana pasada, investigadores del MIT consiguieron explicar un misterio científico: cómo evitar que un espagueti se quiebre en varios trozos al intentar partirlo por el medio.  / Prensa del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)
La semana pasada, investigadores del MIT consiguieron explicar un misterio científico: cómo evitar que un espagueti se quiebre en varios trozos al intentar partirlo por el medio. / Prensa del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)

Haga el intento. Tome un espagueti, sin cocinar (por suspuesto), de su despensa. Intente partirlo a la mitad. No puede, ¿verdad? No solo usted ha tropezado con esa piedra, científicos como el famoso físico Richard Feynman también se vieron en aprietos al hacer la misma prueba. Y es que doblar uno de estos por la mitad sin que se rompa en tres o más pedazos parecía imposible hasta que investigadores del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) encontraron una manera de romperlos en dos, doblando y retorciendo los fideos secos. (Lea: Más de 200 expertos logran un hito científico: completar el genoma del trigo) 

El truco, publicado en Actas de la Academia Nacional de Ciencias, en algo que sus autores llaman "la torción". Esto es retorcer un fideo más de un cierto grado crítico para luego doblarlo lentamente por la mitad. De esa manera, aseguran los científicos, el espagueti se romperá en dos. El único inconveniente es que no será muy fácil lograrlo en casa. 

Porque para retorcer al espagueti en más de 270 grados, los científicos necesitaron una máquina creada en el MIT para esta tarea específica, ya que retorcerlo a mano no es suficiente para generar tal fuerza. Y, aunque suene demasiado, este experimento podría tener más aplicaciones no solo en curiosidades culinarias.

De acuerdo con los investigadores, esto podría mejorar la comprensión de la formación de grietas y cómo controlar las fracturas en otros materiales similares a varillas como estructuras multifibras, nanotubos de ingeniería o incluso microtúbulos en las células. "Será interesante ver si, y cómo, la torsión podría usarse de manera similar para controlar la dinámica de fractura de los materiales bidimensionales y tridimensionales", le explicó el coautor Jörn Dunkel, profesor asociado de física aplicada matemática en el MIT, al portal de esta universidad estadounidense.

Síguenos en Google Noticias