Publicidad
14 Jun 2022 - 12:12 a. m.

Revelan el mapa más completo de la Vía Láctea, ¿qué nos muestra?

Este mapa se logró tras analizar más de 2.000 estrellas de nuestra galaxia. La información que recopiló es fundamental para determinar el origen y trayectoria de la Vía Láctea.
(Foto de referencia) Ilustración de la misión Gaia.
(Foto de referencia) Ilustración de la misión Gaia.
Foto: ESA

El 19 de diciembre de 2013, la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), lanzó una ambiciosa misión que bautizó Gaia. El objetivo, como la Agencia lo planteó, era crear “un mapa tridimensional extraordinariamente preciso de más de mil millones de estrellas a lo largo de nuestra Vía Láctea y más allá, cartografiando sus movimientos, luminosidad, temperatura y composición”.

Este lunes, tras casi ocho años y medio de ser lanzada, Gaia entregó su tercera versión de datos, que compone el mapa más completo y detallado sobre la Vía Láctea. Con distintos tipos de datos de casi 2.000 millones de estrellas -aproximadamente el 1 % de las que hay en la galaxia-, entre composiciones químicas, temperatura, colores, masas, edades, este “censo estelar”, como lo denominó la ESA, proporciona información necesaria sobre el origen, estructura y evolución de nuestra galaxia. Los datos de esta tercera entrega fueron recopilados entre julio de 2014 y mayo de 2017.

Uno de los hallazgos más sorprendentes revelados por la misión, tiene que ver con los terremotos estelares, “pequeños movimientos en la superficie de una estrella que cambian su forma”, comentó la Agencia a través de un comunicado.

“Los terremotos estelares nos enseñan mucho sobre las estrellas, especialmente sobre su funcionamiento interno. Gaia está abriendo una mina de oro para la ‘astrosismología’ de las estrellas masivas”, señaló Conny Aerts, de la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), quien también participa como miembro de Gaia.

Uno de los aspectos que lo llevan a ser el mapa más completo de la Vía Láctea es la revelación del mayor mapa químico de la galaxia, o el “ADN de las estrellas”. Esto es fundamental, ya que indica el lugar de nacimiento y la trayectoria de una estrella, lo que ayuda a ir completando la historia de nuestra galaxia.

“Durante el Big Bang, sólo se formaron elementos ligeros (hidrógeno y helio). Todos los demás elementos más pesados -llamados metales por los astrónomos- se forman dentro de las estrellas. Cuando las estrellas mueren, liberan estos metales en el gas y el polvo que hay entre las estrellas, llamado medio interestelar, a partir del cual se forman nuevas estrellas”, apunta la ESA. Por eso, también señala, la composición química es como el ADN de las estrellas.

Por ejemplo, con esta información, es posible determinar que estrellas como el Sol están hechas de materia enriquecida por generaciones anteriores de estrellas. Una característica que comparten otras estrellas más cercanas al centro de nuestra galaxia.

A partir de la composición química, Gaia también identificó que hay estrellas que provienen de otras galaxias. “Esta diversidad es extremadamente importante, porque nos cuenta la historia de la formación de nuestra galaxia. Revela los procesos de migración dentro de nuestra galaxia y de acreción desde galaxias externas”, apuntó la Agencia.

La publicación de estos nuevos datos, estuvo acompañada de cerca de cincuenta artículos científicos en diferentes revistas. La ESA espera que en un futuro Gaia ofrezca información más detallada y precisa sobre aspectos como la velocidad radial de estrellas más débiles, es decir la velocidad a la que esas estrellas se alejan o acercan de nosotros. También que permita clasificar si una estrella es caliente o fría; los espectros de alta resolución de 150 millones de estrellas, entre otro tipo de información.

Síguenos en Google Noticias