18 Apr 2018 - 2:18 a. m.

Robots construyen el primer puente hecho con impresión 3D en Amsterdam

El puente peatonal se completó esta semana y es una idea original de MX3D, una startup tecnológica con sede en Amsterdam.

- Redacción Vivir

Este brazo robótico puede "imprimir" objetos de acero en el aire.
 / Joris Laarman Lab / Adriaan de Groot / MX3D
Este brazo robótico puede "imprimir" objetos de acero en el aire. / Joris Laarman Lab / Adriaan de Groot / MX3D

Amsterdam tendrá su primer puente peatonal construído enteramente por robots en 2019. 

El puente fue construido completamente por cuatro androides que pueden "imprimir" objetos complejos de acero en el aire. Los bots autónomos fueron construídos como soldadores mecánicos con antorchas que se funden capa sobre capa de acero para formar un objeto sólido, dijo Tim Geurtjens, cofundador y director de tecnología de MX3D, a Science Daily.

Es la primera vez que Geurtjens y sus colegas diseñan y construyen un puente utilizando esta tecnología de impresión. Hasta ahora, la compañía utilizaba principalmente sus robots para construir esculturas de formas libres y muebles gigantes.

El proyecto comenzó en 2015 y se convirtió en una colaboración entre la startup, varias compañías más grandes y el Ayuntamiento de Amsterdam.

Estos robots no se parecen nada a las impresoras 3D más comunes. De acuerdo con Mashup, son brazos gigantes mecánicos que terminan en un aparato similar a una antorcha. En lugar de imprimir objetos dentro de una caja, los bots construyen cosas al aire libre. Sus sopletes de soldar derriten una capa de acero y luego cubren esa capa con más acero fundido, que proviene de un trozo de alambre que se derrite al ser quemado por el robot.

Los robots no pueden llegar más lejos de lo que su brazo extiende, por eso el proceso tardó unos 6 meses.  El mismo proceso es usado para hacer partes de aviones o incluso implantes médicos. A diferencia de la mayoría de las impresoras 3D que solo pueden aplanar materiales en tres direcciones diferentes (hacia adelante y hacia atrás, de izquierda a derecha, arriba y abajo), los robots MX3D pueden imprimir en todas las direcciones.

El puente mide 12 metros de largo y 6 de ancho. Pesa casi 4500 kilos y consiste en 1099 kilómetros de alambre. Antes de que lo abran al público en 2019, el puente deberá pasar por pruebas de estabilidad e ingeniería.

 

El puente peatonal se completó esta semana y es una idea original de MX3D, una startup tecnológica con sede en Amsterdam.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Robotsingenieria