Publicidad
20 Dec 2020 - 2:00 a. m.

Rodolfo Llinás: “Falta estar cerca de la gente”

Todos vivimos la pandemia de muchas formas. Sin embargo, lo que más extrañan las personas es el contacto con otros seres humanos. Retomar el diálogo que la crisis de salud se llevó. Lo que era cotidiano ya no lo es, pero se está dando un cambio serio para todos.
Rodolfo Llinás, científico colombiano.
Rodolfo Llinás, científico colombiano.
Foto: William Botía Suárez

¿Cómo vivió la pandemia?

No pude regresar a Nueva York. Me quedé en Woods Hole. Mi laboratorio se cerró. Quedé como una persona encerrada en una casa.

¿Cómo fueron sus días? ¿Sus rutinas?

Tristes, pero no hay nada que hacer. Se levanta uno y se inventa alguna cosa. La situación es compleja, porque además de no tener los laboratorios, que eran mi vida, no es posible reunirse con otras personas.

¿Cómo le fue con la experiencia de vivir a través de pantallas?

Ha sido poco gratificante. No es lo mismo dar una conferencia en persona, ver la gente, que hacerla por el computador. Es triste, porque falta estar cerca de la gente. Hay un diálogo que ya no existe.

Usted era bastante nómada. Se la pasaba viajando. ¿Extraña mucho los viajes?

Absolutamente. Ahora solo viajo al mercado y regreso. Por los próximos meses me quedaré aquí. Qué cosa tan jodida.

¿Cree que esta pandemia nos recuerda que el mundo moderno está construido sobre la base de muchos excesos que se reflejan en la crisis ambiental?

He pensado mucho al respecto. Creo que será sumamente difícil regresar a donde estábamos. El tiempo no es suficiente para hablar de un cambio de cultura serio, pero sí creo que lo hay. La cotidianidad ha cambiado profundamente. Estamos ante una situación social triste. No se me acerque. No me mire. Todo el mundo tiene miedo de infectarse.

Estados Unidos enfrentó la pandemia con un presidente que no escucha la ciencia.

Creo que Joe Biden va a tomarlo muy diferente. Afortunadamente ganó. Con Donald Trump otra vez nos íbamos para el carajo. Realmente Trump ha demostrado una incapacidad intelectual monstruosa. Es un gigante de la estupidez. Generó todo tipo de problemas sociales y luego se va a jugar golf. Cómo es posible que uno de los imperios más grandes de la humanidad tenga a esta gente controlando. Creen que son reyes y no servidores públicos.

El riesgo de estas epidemias por este tipo de virus se había advertido. ¿Por qué cree que a los humanos nos cuesta tanto trabajo prevenir y anticipar este tipo de circunstancias?

La gente no entiende el problema. No hay criterio, porque la educación no es suficientemente buena. Es un problema médico, pero también social.

Si pudiera cambiar una sola cosa en el cerebro humano para convertirnos en una especie capaz de vivir en más armonía con el planeta, ¿cuál sería? ¿Qué cambiaría si tuviera ese poder?

La solución se conoce hace mucho tiempo: educación. Pero también les daría un poquito más de lóbulo frontal, porque de ahí nace la capacidad de raciocinio y predicción.

¿Qué lección cree que deja esta pandemia?

Una es asegurarse que la gente que hace la política de alto nivel piense en la gente y no en sí mismos. La segunda es asegurarse de que los mensajes que la gente recibe sean claros y se explique el porqué. Que Trump y un montón de gente no crean en el coronavirus es gravísimo.

Síguenos en Google Noticias