Publicidad
7 Feb 2022 - 12:42 a. m.

Satélites construidos por estudiantes esperan llegar al espacio esta semana

Tres universidades y un centro de la NASA desarrollaron estos CubeSats que esperan llegar al espacio mañana. Es la primera misión de la agencia espacial que brinda oportunidades de lanzamiento para cargas útiles de satélites pequeños construidos por estudiantes.
Uno de los satélites construidos por estudiantes que esperan ir al espacio mañana.
Uno de los satélites construidos por estudiantes que esperan ir al espacio mañana.
Foto: NASA

El programa de Servicios de Lanzamiento (LSP) de la NASA informó que esta semana podrían ser enviados los pequeños satélites (SmallSats) construidos por estudiantes de distintas universidades. El evento hace parte de los contratos de demostración de “servicios de lanzamiento de Clase Venture”, que brinda oportunidades de lanzamiento para cargas útiles de satélites pequeños construidos por universidades, escuelas secundarias, centros de la NASA y organizaciones sin fines de lucro. (Puede leer: Confirman existencia del segundo asteroide troyano de la Tierra: ¿de qué se trata?)

Esta primera misión despegará del Complejo de Lanzamiento Espacial 46, que se encuentra en la Estación de Cabo Cañaveral. Aunque originalmente el despegue estaba pensado para el pasado 5 de febrero, hasta ahora no han logrado ajustar todos los detalles para tener un despegue exitoso. Se espera que puedan salir el lunes 7 de febrero. (Puede leer: Así será el final de la Estación Espacial Internacional)

Esta primera misión de la Nasa bajo el contrato de “Venture Class Launch Services”(VCLS) espera enviar al espacio cuatro CubeSats y un satélite operativo de Astra Space Inc a bordo del Rocket 3.3.

“Como la primera misión VCLS que despega de la Costa Espacial de Florida, este lanzamiento está marcando el comienzo de nuevas oportunidades para los desarrolladores de CubeSats y los proveedores de vehículos de lanzamiento de pequeña escala”, dijo Hamilton Fernández, gerente de la misión que apoya el Programa de Servicios de Lanzamiento, en un comunicado de la NASA. “A través de nuestros socios comerciales, la NASA está proporcionando viajes especiales al espacio para CubeSats, lo que ayuda a cumplir los objetivos de la agencia de transportar cargas útiles más pequeñas y misiones científicas a la órbita”, explicó.

Tres universidades y un centro de la NASA desarrollaron estos CubeSats, que son un tipo de satélite pequeño. Fueron seleccionados a través de una iniciativa de lanzamiento de la NASA y asignados a la misión por un Programa de Servicios de Lanzamiento. ¿Cuáles son?

Por un lado está el BAMA-1, desarrollado en la Universidad de Alabama. Esta misión espera realizar una demostración de vuelo con un sistema que permitiría sacar de órbita rápidamente al satélite, identificado como “módulo de vela de arrastre”. Según explica la agencia, las naves espaciales equipadas con tecnologías de velas de arrastre podrán salir de órbita de manera confiable y rápida, reduciendo así los desechos espaciales y el riesgo para los satélites operativos, las estaciones espaciales y los vehículos tripulados.

Por otro lado está el INCA, desarrollado por la Universidad Estatal de Nuevo México. INCA, por sus siglas en inglés, quiere decir “Analizador de contenido de neutrones ionosféricos”. En otras palabras, esta es una investigación científica que estudiará las dependencias de latitud y tiempo de neutrones en la órbita terrestre. Su objetivo es mejorar los modelos actuales del clima espacial y mitigar las amenazas a los activos espaciales y aéreos.

También está el QubeSat, desarrollado en la Universidad de California. Su misión es de “demostración de tecnología”, es decir, tendrá que probar una tecnología de alta precisión para el espacio con un nombre muy complejo: “probará y caracterizará los efectos de las condiciones espaciales en los giroscopios cuánticos, utilizando centros de vacantes de nitrógeno en diamantes”. En otras palabras, los centros de vacantes de nitrógeno son puntos de defecto en el nitrógeno que tienen propiedades cuánticas, es decir, permiten a los científicos formar giroscopios que miden la velocidad angular. Según explica la agencia, las tecnologías basadas en centros de vacantes de nitrógeno son “particularmente adecuadas para el espacio debido a su alta precisión, factor de forma pequeño y tolerancia a la radiación”.

Por último, está el R5-S1 desarrollado por el Centro Espacial Johnson de la NASA. Este tiene como objetivo demostrar una forma rápida y rentable de construir CubeSats exitosos. Además, deberá demostrar que algunas tecnologías importantes para la inspección en el espacio son seguras. “Esto podría ayudar a que la exploración espacial tripulada sea más segura y eficiente”, aseguran de la agencia. Entre esas tecnologías están computadoras de alto rendimiento, cámaras, algoritmos y una nueva forma para que los satélites transmitan imágenes a la Tierra.

Síguenos en Google Noticias