11 Mar 2019 - 6:05 p. m.

Un matemático explica porqué todas las personas “alternativas” son iguales

¿Por qué los esfuerzos de desobedecer una moda terminan por ser la nueva norma? La ciencia matemática explica. 

- Redacción Vivir

Las personas alternativas suelen escoger la opción opuesta al de la norma general, per incluso si hay más de una opción, suelen uniformarse de la misma manera que los que siguen la norma.  / DreamTime.com
Las personas alternativas suelen escoger la opción opuesta al de la norma general, per incluso si hay más de una opción, suelen uniformarse de la misma manera que los que siguen la norma. / DreamTime.com

Quienes se dicen alternativos o contracultura suelen vestirse, hablar y comportarse de manera similar. Lo que parece una paradoja es en realidad un fenómeno social y matemático. 

Este es el efecto inconformista, o lo que llaman el fenómeno Hipster, un comportamiento contraintuitivo en el que las personas que se oponen a la cultura dominante terminan luciendo igual. Efectos similares ocurren entre los inversionistas y en otras áreas de las ciencias sociales.

¿Cómo se produce este tipo de sincronización? ¿Es inevitable en la sociedad moderna, y hay formas para que las personas sean genuinamente diferentes de las masas?

Jonathan Touboul en la Universidad Brandeis en Massachusetts, publicó el trabajo The hipster effect: When anticonformists all look the same en la revista Physics and Society, tras cinco años de revisión. 

Touboul es un matemático que estudia la forma en que la transmisión de información a través de la sociedad influye en el comportamiento de las personas dentro de ella. Se enfoca en particular en una sociedad compuesta por conformistas que copian a la mayoría y anticonformistas, que hacen lo contrario.

De acuerdo con la revista MIT Technology Review, la pregunta del matemático se resume así: ¿en qué circunstancias las personas “alternativas” se sincronizan y cómo varía esto a medida que el retraso de la propagación y la proporción de alternativos crece?

Para responder su pregunta, creó un modelo de computador que simula cómo los individuos interactúan cuando algunos siguen a la mayoría y el resto se opone.

Este modelo simple genera algunos comportamientos fantásticamente complejos. En general, dice Touboul al TechReview, la población alternativa inicialmente actúa aleatoriamente, pero luego experimenta una transición de fase a un estado sincronizado. Encuentra que esto sucede para una amplia gama de parámetros, pero que el comportamiento puede llegar a ser extremadamente complejo, dependiendo de la forma en que los no conformistas interactúan con los conformistas.

Hizo unas anotaciones interesantes. “Cuando hay proporciones iguales de no conformistas y conformistas, la población entera tiende a cambiar aleatoriamente entre diferentes tendencias. Aunque esto no está del todo claro”, explica el matemático. 

Se puede objetar que la sincronización se deriva de la simplicidad de los escenarios que ofrecen una opción binaria. “Por ejemplo, si la mayoría de los individuos se afeitan la barba, entonces la mayoría de los alternativos querrán dejarse crecer una barba, y si esta tendencia se propaga a la mayoría de la población, dará lugar a un nuevo cambio sincronizado para afeitarse”,explica.

Es fácil imaginar un resultado diferente si hay más opciones. Si las personas alternativas pudieran cultivar un bigote, una barba cuadrada, por ejemplo, tal vez esta diversidad de opciones impida la sincronización. Pero incluso si el modelo ofrece más de dos opciones, todavía produce el efecto de sincronización.

El modelo matemático no solo sirve para referirse a las personas alternativas o no conformistas. También podría ser útil para comprender por qué los especuladores financieros ganan dinero yendo en contravía de las decisiones generales en una bolsa de valores. 

“Más allá de la elección del mejor traje para usar este invierno, este estudio puede tener implicaciones importantes para comprender la sincronización de las células nerviosas, estrategias de inversión en finanzas, o dinámicas emergentes en las ciencias sociales”, finaliza el matemático. 

Síguenos en Google Noticias