22 Aug 2018 - 9:57 p. m.

Una adolescente, la primera persona fruto del sexo entre dos especies humanas diferentes

Tras llevar a cabo un análisis genético de los restos de una mujer que vivió hace 50 mil años en Siberia, investigadores del Instituto Max Planck (Alemania) encontraron la primera evidencia de un humano proveniente de dos especies: una neandertal y un denisovano.

- Redacción Ciencia

Los investigadores en la cueva de Denisova, en Rusia, donde fue encontrado el hueso examinado. 
 / Agencia Sinc - S. Pääbo et al.-Nature/PAET SB RAS, Sergei Zelensky
Los investigadores en la cueva de Denisova, en Rusia, donde fue encontrado el hueso examinado. / Agencia Sinc - S. Pääbo et al.-Nature/PAET SB RAS, Sergei Zelensky

Aunque desde hace un poco más de una década los círculos científicos aceptaron la idea de que en algún momento distintas especies humanas tuvieron relaciones sexuales, la revista Nature acaba de publicar un estudio que muestra las primeras evidencias de una persona “híbrida”. Se trata de una adolescente que vivió hace más de 50 mil años en una cueva de Siberia. (Lea Resuelven la duda: sí hay hielo en la Luna)

El equipo, liderado por Viviane Slon y Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania), llegaron a esa conclusión luego de analizar el ADN de un hueso de la joven de 13 años. Tras llevar a cabo una evaluación genética, concluyeron que sus padres pertenecían a dos especies distintas. (Lea Ocho años persiguiendo a Humboldt)

En pocas palabras, su madre era de un grupo del que se han recopilado herramientas y del que se conocen algunas expresiones artísticas: los neandertales. Su padre, por el contrario, hacía parte de una especie de la que se conoce muy poco: los denisovanos. Tan solo se sabe que existieron gracias a los análisis genéticos de un hueso hallado en 2010 en una cueva rusa. (Lea Las normas que la industria farmacéutica quiere que frene el nuevo ministro de Salud)

En palabras de Pontus Skoglund, genetista de poblaciones del Instituto Francis Crick en Londres, “encontrar a una persona de primera generación de ascendencia mixta de estos grupos es absolutamente extraordinario. Esto es realmente hacer ciencia con un poco de buena suerte”, le dijo a Nature.

Lo que indica este estudio es que, a pesar de que estas dos especies se habían separado hace más de 390 mil años, continuaron manteniendo relaciones sexuales en puntos en los que compartían frontera. De hecho, hoy todos los humanos (a excepción de los subsaharianos) tienen genes de neandertales, una muestra de que las relaciones sexuales con esta especie se mantuvieron por muchos años. Sin embargo, hasta el momento no había rastro de esa primera generación de parejas que encontró Slon y Pääbo.

“Sabíamos por estudios previos que los neandertales y los denisovanos debían haber tenido hijos de vez en cuando, pero nunca pensé que seríamos tan afortunados como para encontrar una descendencia real de los dos grupos”, le dijo Slon a Agencia Sinc,. Aunque “quizá no tuvieron muchas oportunidades para encontrarse, cuando lo hicieron, debieron haber copulado frecuentemente, mucho más de lo que se pensaba”, advirtió Pääbo a El País de España.

Síguenos en Google Noticias