Publicidad
18 Dec 2020 - 6:19 p. m.

Una alineación histórica entre Júpiter y Saturno se verá el lunes, pero nada tiene que ver con la estrella de Belén

Diversos medios han destacado en las últimas horas que la “estrella de Belén” se verá en Colombia el próximo lunes 21 de diciembre. Aunque ese día sí tendrá lugar uno de los eventos astronómicos más esperados del año, poco o nada tiene que ver con la creencia de la tradición cristiana. Se trata, en cambio, de una alineación histórica entre los dos planetas más grandes del Sistema Solar: Júpiter y Saturno.

Redacción Vivir con información de EFE

Júpiter y Saturno, los planetas más grandes del sistema solar, protagonizarán el lunes una alineación histórica (que no se registraba desde hacía cuatrocientos años, y que no se repetirá hasta 2080).
Júpiter y Saturno, los planetas más grandes del sistema solar, protagonizarán el lunes una alineación histórica (que no se registraba desde hacía cuatrocientos años, y que no se repetirá hasta 2080).
Foto: Archivo particular

Júpiter y Saturno, los planetas más grandes del sistema solar, son los dos gigantes protagonizarán el lunes una alineación histórica (que no se registraba desde hacía cuatrocientos años, y que no se repetirá hasta 2080). co o nada tiene que ver realmente con la luz en el cielo que reveló el camino para que los reyes magos llegaran a Belén, según la tradición cristiana. No por esto deja de ser un fenómeno fascinante.

Júpiter y Saturno, los planetas más grandes del sistema solar, son los dos gigantes protagonizarán el lunes una alineación histórica (que no se registraba desde hacía cuatrocientos años, y que no se repetirá hasta 2080). (Le puede interesar: Las vacunas del COVID-19, entre los hitos científicos de 2020 para la revista ‘Science’)

Una conjunción que además de excepcional y única será especialmente interesante por la proximidad de los dos planetas, que se situarán a “solo” 810 millones de kilómetros. El acontecimiento astronómico que ha movilizado a numerosas instituciones científicas y sociedades astronómicas de todo el mundo para hacer observaciones y retransmisiones del evento en vivo.

La alineación de la Tierra con Júpiter y Saturno coincidirá además con el solsticio de invierno -el día más corto y la noche más larga del año-, razones por las que diversos astrónomos destacan que ese tipo de acontecimientos son los que propician la conexión entre la ciencia y la sociedad, y los que desatan la fascinación por el Universo. (Puede leer: Llegaron a la Tierra las primeras muestras lunares de una sonda china)

Varias instituciones científicas, investigadores, aficionados y divulgadores han programado numerosos espacios y retransmisiones -aunque no habrá concentraciones presenciales- para la contemplación de una alineación que culminará el lunes y que será visible, si el cielo lo permite, a simple vista, pero que será “perfecta” con prismáticos o telescopios sencillos, con los que se podrán incluso distinguir los numerosos satélites de Júpiter o los anillos de Saturno.

¿Cómo verla desde Colombia?

Para ser testigo del fenómeno, las personas deberán mirar hacia el occidente, por donde se oculta el Sol. Una vez inicie el atardecer se van a observar dos puntos muy brillantes, que aunque parezcan estrellas, serán Júpiter y Saturno. A medida que caiga la noche tendrá mejor visibilidad el evento astronómico, que finalizará sobre las 8:30 p.m.

Para su observación es importante ubicarse en un lugar sin mucha contaminación lumínica. (Le puede interesar: Las 10 personas más relevantes para la ciencia en 2020 según la revista ‘Nature’)

Además, instituciones científicas, sociedades y asociaciones astronómicas han programado retransmisiones en vivo del acontecimiento para la noche del lunes (entre ellas el canal de Youtube de la FAAE), para que cualquier persona pueda contemplar este acontecimiento histórico a simple vista.

Lo que revela este suceso

El investigador Miguel Ángel López Valverde, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA/CSIC) ha apuntado que se trata de una ocasión “especialmente bonita” para observar este acontecimiento histórico -mejor incluso desde telescopios aficionados que desde los observatorios más sofisticados y profesionales-, y ha subrayado el interés que despiertan las alineaciones de los cuerpos del Sistema Solar y especialmente los eclipses.

Valverde explicó que esos eclipses, especialmente cuando un planeta se alinea con una estrella lejana, revelan a los científicos información sobre la composición y la densidad de la atmósfera de un planeta y por ello también las condiciones de habitabilidad.

Las órbitas de Júpiter y Saturno producen conjunciones cada veinte años, pero raramente tan cerca como la que se va a registrar este año, según el investigador Ricardo Hueso, miembro del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco, que ha apuntado que una alineación parecida no se producía desde 1623, aunque entonces fue más difícil de observar debido a la cercanía “aparente” de los dos objetos al Sol.

Hueso explicó que los dos planetas se acercarán tanto que se presentarán a los ojos de los observadores “como una sola estrella brillante en lugar de como dos planetas”, y que a partir del lunes comenzarán a distanciarse en el cielo nocturno, un efecto también “aparente” ya que los dos planetas se encuentran en órbitas muy diferentes.

La presidenta de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España, Blanca Troughton, ha incidido en lo fácil que va a resultar observar a simple vista esta conjunción, ya que los dos planetas destacan entre los objetos más brillantes del cielo nocturno.

Y aunque los dos planetas se mostrarán en el cielo como alineados, en realidad estarán separados por una distancia equivalente a cinco veces la que hay entre la Tierra y el Sol.

Nada que ver con la “estrella de Belén”

Nada tiene que ver además este fenómeno con la “estrella de Belén”, según los científicos, que han apuntado que no existe ninguna evidencia de que en el año 0 hubiera una conjunción de planetas similar.

“No sabemos a ciencia cierta qué pudo ser la estrella de Belén”, ha manifestado a EFE Victoriano Canales coordinador de las actividades de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España y representante de esta organización en la NASA, y ha descartado también que fuera una “supernova” (explosión de estrellas) ya que los barridos realizados con radiotelescopios no han detectado ningún rastro de esas explosiones.

Síguenos en Google Noticias