Analistas

8 May 2021 - 9:28 p. m.

Tumaco, la ciudad donde los jóvenes reclaman sin violencia

Comisión Interétnica de la Verdad del Pacífico

Tumaco es una de las ciudades con mayor tasas de asesinatos en Colombia, aquí el conflicto que se ha agravado en los últimos años, los tiroteos y a pesar de que la ciudad está militarizada los asesinatos en los barrios son pan de cada día; en lo estructural padecemos una problemática social inimaginable: desempleo del 70%, no hay alcantarillado ni agua potable, la calidad educativa es de las peores del país, y el hospital carece de todo lo que se pueda imaginar.

En medio de esta realidad estos días nos sorprendieron varias cosas: que cuando los adultos se han cansado de reclamar sus derechos, son los jóvenes los que, aprovechando el Paro Nacional han decidido despertarnos de esta resignación, y están saliendo marchar. Pero sorprende también que, en medio de este conflicto armado que vive Tumaco, las protestas han sido de las más pacíficas del país, y ¡oh sorpresa! ninguna de estas manifestaciones pacíficas ha salido por los medios de comunicación masivos, ¿será que solo quieren publicar acciones que deslegitimen los reclamos de este pueblo al que se vulneran tantos derechos? Pero, claro, si pasara algún hecho violento en los próximos días, ciertamente vendrían a cubrirlo inmediatamente ¿Por qué? ¿A favor de quién están?

La marcha del 28 de abril fue absolutamente pacífica, en toda mi vida nunca había visto tantos estudiantes en una marcha similar en Tumaco, la mayoría eran universitarios de estratos uno y dos, muchas mujeres de 19 a 22 años, arropadas con banderas de Colombia y carteleras.

Desde el 28 de abril hasta hoy los jóvenes han convocado otras marchas, plantones y actos simbólicos. Es de sorprender que al paso de los estudiantes, los comercios cerraban sus puertas y rejas, pero nada más alejado de las intenciones de los jóvenes, en vez de alzar piedras o armas, alzaron sus cantos, voces y consignas, al ritmo festivo de bombos y ritmos del Pacífico.

El 6 de mayo por la noche convocaron a un emotivo acto simbólico en el Parque Colón, lo llamaron acto en memoria de las víctimas de la violencia. El ambiente no podía ser más pacífico, la mayoría eran jóvenes, pero había familias enteras y niños con banderas que corrían por el parque y hasta el Obispo de Tumaco, testigo de la actitud pacífica de los jóvenes, les prestó su equipo de sonido. La noche fue emocionante, fueron desfilando por la tarima diferentes grupos artísticos juveniles que le cantaron a la paz, a la no violencia, reclamando al Estado salud, educación, respeto a los Derechos Humanos y justicia con los asesinos. “No queremos más violencia” cantó el grupo musical Afromitu, “No queremos más velorios” fue el reclamo con danza moderna de Pacific Dance.

Suena increíble si lo comparamos con lo que nos cuentan los medios de comunicación masivos, pero las manifestaciones en Tumaco están siendo 100% pacíficas. Los organizadores, que se autodenominan movimiento Resistencia Pacífica, sentían miedo al inicio, pues en Tumaco personas interesadas habían difundido la noticia de que los armados, no sabían si los ilegales o los legales, se iban a infiltrar y causar violencia; es por es que antes de iniciar algunos proponían por prudencia cancelar la actividad, pero decidieron vencer el miedo y avanzar. El resultado fue espectacular, nos erizamos y nos contagiamos de esperanza. Los estudiantes nos muestraron que sus reclamos son necesarios, legítimos, y urgentes. Y nos mostraron que no son vándalos ni desadaptados y que por eso debemos escucharlos.

Como nos decía una joven estudiante “Yo creo que no estamos aquí solo por la reforma tributaria, esa fue como la gota que colmó el vaso, estamos aquí porque en Tumaco nos tienen en el abandono, no hay oportunidades para los jóvenes, más de un 70% de desempleo es terrible, los jóvenes no queremos que nos regalen nada…

Síguenos en Google Noticias