Colombia + 20
Haciendo País

Un Centro de Excelencia Mujer, Paz y Seguridad

03 de febrero de 2024 - 01:30 p. m.

El desconocimiento social, institucional y de los medios de comunicación de la Resolución 1325 de 2000 aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Mujeres, paz y Seguridad causa desconcierto porque ocurre en un país con un conflicto armado de siete décadas.

El lanzamiento del Centro de Excelencia sobre la Agenda de Mujer, Paz y Seguridad en América Latina y el Caribe, con la mirada de una política exterior feminista, crea optimismo porque significa un avance en lo que propone la Resolución: Atender las necesidades de protección de las mujeres en los conflictos incluyendo las refugiadas y las desplazadas y la atención a mujeres excombatientes.

Pretende la 1325 apoyar a las mujeres constructoras de paz e incorporar el enfoque de género en lo relacionado con la paz y que se ponga fin a la impunidad y enjuiciar a los culpables de genocidios, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, especialmente los cometidos contra mujeres y niñas.

Las normas, leyes, convenios, acuerdos, protocolos cobran sentido cuando se buscan las posibilidades reales para aplicarlos. Pasaron más de 20 años y hasta hoy que el movimiento de mujeres tomó la sartén por el mango para trabajar, junto con el Ministerio de Relaciones Exteriores, se trabaja en un Plan de Acción. Para las mujeres nada ha sido regalado.

Un Centro de Excelencia como “mecanismo pionero que permite intercambiar experiencias de múltiples sectores para abordar los retos actuales y emergentes de la agenda de mujeres, paz y seguridad, desde un enfoque operativo que contribuya a la igualdad de género, fomento y mantenimiento de la paz”, según expuso Diana Parra Romero, Asesora para Asuntos de Género y Política Exterior Feminista de la Cancillería, es un aporte para que Colombia asuma con responsabilidad y convicción la Resolución 1325.

Hemos conocido muchas situaciones dolorosas durante este conflicto, algunas con rostro, otras que nunca sabremos, mujeres que guardarán para siempre las cicatrices, los momentos de haber sentido pisoteada su dignidad, su autoestima, su cuerpo, su territorio violado…Mujeres desaparecidas, en situación de desplazamiento, torturadas, exiliadas…

Para quienes han sentido y vivido esta guerra cobra importancia y, sobre todo, cobra sentido que el Centro de Excelencia se proponga “Ofrecer oportunidades para compartir experiencias”, hacer procesos “para la implementación de la agenda de mujeres, paz y seguridad, en línea con los objetivos de la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad”.

Con este Centro de Excelencia que se crea tras la firma de un Memorando de Entendimiento entre Colombia y Estados Unidos, el gobierno se comprometió a avanzar y realizar acciones en el marco del que sería el tercero que existe en el mundo. El primero fue en Namibia, el otro en Emiratos Árabes y el tercero en nuestro país.

Este Centro, de acuerdo a lo expuesto en el lanzamiento el 1 de febrero en el Ministerio de Relaciones Exteriores, promete pensamiento y acción y, si quienes quedan al frente ponen todo su espíritu, iniciativa y capacidad (además de contar con presupuesto suficiente), podremos decir que Colombia está dando un paso real hacia la paz.

Y si la acción y el compartir tienen gran importancia, no lo es menos su objetivo encaminado a “Promover y garantizar el análisis, la investigación y la innovación sobre los retos de la agenda de mujeres, paz y seguridad”. Bienvenida la academia.

Diana Parra aseguró que “Colombia quiere llegar a cada uno de los 33 países que hacen parte de América Latina y el Caribe y trabajar de la mano con los países que hoy tienen un Plan de Acción implementado y en desarrollo, otros que cuentan con la tercera versión como Argentina, Brasil, Chile, Guatemala, El Salvador, México, Paraguay, Perú y Colombia que se suma”.

¿Por qué el Estado y los distintos gobiernos tuvieron en los anaqueles la Resolución? Antes de 2000 hubo Acuerdos, pero no existía la Resolución, digamos entonces que con la negociación entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc-EP en 2016 se dio un primer paso al imprimirles un sello de género. ¿Lo tuvo en cuenta el gobierno de Iván Duque?

¿Por qué países que no están sumergidos en un conflicto armado tienen un Plan de Acción?

Es posible que las respuestas pueda darlas el trabajo que se plantea hoy el gobierno con los demás países, es posible que con este Centro de Excelencia asuman o asumamos como dijo la Viceministra de Asuntos Multilaterales de Colombia, Elizabeth Taylor Jay “el firme compromiso de explorar nuestro amplio conocimiento, engendrar la creatividad y el análisis e impulsar la colaboración en el gran campo de la Agenda de Mujeres, Paz y Seguridad”. Qué así sea.

La paz y sus tropiezos, la paz y sus caminos. La paz es un derecho, nuestro compromiso y, la Resolución 1325 de 2000 aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Mujeres, paz y Seguridad es una obligación, una responsabilidad. Serían tres pasos adelante si la propuesta del Centro de Excelencia fuese una política de Estado.

 

Chirri(rv2v4)6 Feb 2024 - 2:09 p. m.
Gracias, , chica, te felicito en el evento que sigas adelante
Norma(12580)6 Feb 2024 - 9:35 p. m.
Gracias Fabiola, excelente columna!!!
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar