23 Oct 2018 - 2:00 a. m.

“Fumigar no es la solución”: gobernador de Caquetá

Álvaro Pacheco le hizo un llamado al presidente Iván Duque para que antes de pensar en ese tipo de estrategias, que considera impuestas por EE. UU., se plantee  fortalecer la inversión social.

Willian Acero- Especial para El Espectador

Según el consolidado del Programa de Sustitución de Cultivos Ilícitos, en el departamento de Caquetá hay 9.366 hectáreas de coca cultivadas. Sin embargo, extraoficialmente se habla de entre 15.000 y 20.000, siendo los municipios de Cartagena del Chairá, La Montañita, El Doncello y Puerto Rico los de mayor área. Ahora que el gobierno de Iván Duque, a través del ministro de Defensa, Guillermo Botero, ha señalado que en menos de un mes empezarán las fumigaciones con glifosato, utilizando drones, el gobernador del departamento, Álvaro Pacheco Álvarez, asegura que esa no es la solución y pide más inversión para los miles de campesinos que sustentan el pan diario en el cultivo de la hoja de coca.

¿Qué está pasando en el Caquetá frente al tema de la coca?

La gente no quiere más coca, está cansada de la coca. Hay que cumplirles a los campesinos; el tema de los cultivos ilícitos solo les ha traído problemas y desgracias. El Gobierno debe cumplir con los convenios que se hicieron. Aquí estamos combatiendo a todas esas bandas criminales y a los que no están en el proceso de paz, y lo vamos a seguir haciendo. El narcotráfico solo nos ha traído desolación, muerte, tristeza y mutilados.

Puede leer: Los crudos testimonios de jóvenes que le apuestan a sustituir cultivos de uso ilícito

Se habla de 15.000 a 20.000 hectáreas de coca sembradas. ¿Qué se está haciendo?

El tema es que la gente ve la coca como el único sustento de vida y la sustitución que prometió el Gobierno no la estamos viendo, pero todos quieren jalarle ya a ella. Los proyectos productivos son la solución y tenemos que darle oportunidad a la gente.

El Gobierno anuncia fumigación con glifosato. ¿Es ese el camino?

Pues esa política fracasó hace más de 20 años, no se puede seguir con eso. La fumigación aérea no sirve, debemos seguir apostándole a la erradicación manual. El gobierno anterior llegó y concertó, y el de ahora tiene todo parado. Eso tenemos que mirar cómo lo solucionamos. El presidente Iván Duque afirmó que se les iba a cumplir con el pago a quienes estuvieran comprometidos y mostraran resultado en la erradicación, y eso debe ser así: que se les pague a los que de verdad están erradicando.

¿Y qué piensa de la fumigación aérea?

No es la solución. Estados Unidos le está haciendo esa exigencia al presidente, a costa de vidas humanas, del maltrato de los campos, de muchos sacrificios de los nuestros, pero uno se pregunta: ¿y los países consumidores qué?

Le puede interesar: La coca está en los mismos sitios de siempre: Bo Mathiasen

¿Cree que es posible pensar, a mediano plazo, en un Caquetá sin coca?

Todo depende del Gobierno Nacional, de que apoye los proyectos, porque yo, que estoy diariamente dialogando con mis campesinos, con mi gente en las veredas y en los municipios, veo que en todas partes quieren cultivar el campo con productos de pancoger, con más comida, pero necesitamos la mano del Gobierno, de eso dependemos. Si tenemos los insumos, el apoyo y la voluntad de todos, en un año o quizás año y medio tenemos un Caquetá sin coca.

Ese objetivo tiene que ver mucho con el proceso de paz con las Farc. ¿Cómo está hoy el orden público en el departamento?

El proceso de paz hay que seguir fortaleciéndolo. El presidente Duque ha dicho que hay que hacerle unos ajustes, pero tenemos que fortalecerlo. Los ajustes los esperamos, pero no podemos retroceder. Este departamento es otro hoy; hace dos años estábamos secuestrados, no nos podíamos desplazar a los municipios ni las veredas.

¿Secuestrados por quién?

Por las Farc. No podíamos salir, estábamos sitiados totalmente por ellas. Ahora, gústenos o no, las Farc son un partido político. La paz es un derecho que tenemos todos los colombianos y llevamos 53 años de guerra, más en este departamento. El Caquetá hoy es otro: tenemos progreso, turismo, empresarios llegando a invertir y prosperidad en general. Eso es lo que tenemos que fortalecer y desde aquí le hago un llamado al presidente Duque para que fortalezca todas estas cosas.

Lea: Así camina América Latina en políticas de drogas

¿Hay disidencias en la región? ¿Qué va pasar con ellas?

No podemos desconocer que existen, en Cartagena del Chairá o en San Vicente, pero estamos trabajando con las Fuerzas Militares, la Policía, la Defensoría, la Fiscalía, las alcaldías, para combatir a todos los que estén por fuera de la ley. Aquí esas disidencias no tienen escape.

¿Temen en el Caquetá que el proceso de paz fracase?

No, por el bien del país, por el bien del Caquetá, por el bien de la paz, por el bien de los departamentos que hemos sufrido la guerra, no puede fracasar, y todos tenemos que ayudar para sacarlo adelante.

¿Cómo está su departamento en educación, salud y demás?

Estamos construyendo cuatro megacolegios en San Vicente del Caguán, en Puerto Rico y en Florencia, en todo el departamento, además de dos hospitales y varias vías que nos están generando empleo y desarrollo. El tema ganadero está creciendo más que nunca, estamos desarrollando distintos proyectos para miles de campesinos en todo el departamento.

Puede leer: “La guerra contra las drogas no es el camino”: Isabel Pereira Arana

Comparte:
X