16 Aug 2020 - 1:52 p. m.

Masacre en Nariño: ocho personas asesinadas en Samaniego

Las víctimas departían en una casa, cuando aparecieron hombres armados y las atacaron. Hay varios heridos, según Gobernación de Nariño. El presidente Iván Duque dijo que llegará al fondo de los hechos para dar con los autores de este crimen.

Los homicidios en el departamento de Nariño no cesan. Este sábado 15 de agosto, a las 11:00 de la noche, fueron asesinadas ocho personas, en el municipio de Samaniego. Según la Gobernación, las víctimas departían en una casa cuando entraron hombres armados y los atacaron.

Las ocho víctimas eran jóvenes de entre 17 y 26 años. La gran mayoría, estudiantes: Óscar Andrés Obando (17 años), Daniel Vargas (22 años), Laura Michel Melo (19 años), Campo Elías Benavides (19 años), Bayron Patiño (23 años), Rubén Darío Ibarra (24 años), Jhon Sebastián Quintero (24 años) y Brayan Alexis Cuarán (25 años).

(Puede interesarle: Más de 20.000 personas en Nariño están en riesgo por presencia de grupos armados)

La noticia se conoció cuando el gobernador de Nariño, Jhon Alexánder Rojas, publicara en Twitter que un nuevo hecho de violencia se presentó en el departamento. El mandatario reiteró el llamado de auxilio al Gobierno Nacional: “Presencia de grupos armados en Nariño viola el Derecho Internacional Humanitario (DIH), sume en el terror a comunidad. No al derramamiento de sangre en Nariño”.

Sobre el hecho también se pronunció el presidente Iván Duque, quien condenó, también a través de su cuenta de Twitter, la masacre y agregó que desde la madrugada del domingo 16 de agosto el Ejército y la Policía están en el lugar. “Ordené a los generales Eduardo Zapateiro y Jorge Vargas que se desplacen a la zona. Vamos a llegar al fondo y dar con los autores de este crimen”, puntualizó el presidente.

Harold Montufar, líder y exalcalde de Samaniego, aseguró que la comunidad le pidió a las autoridades nacionales y locales que se convoque de manera amplia a la ciudadanía, para hacer una propuesta conjunta de construcción territorial de paz, basada en los derechos humanos e iniciativas locales. Además, solicitó la intervención de la comunidad internacional.

“En el municipio van 30 homicidios por arma de fuego este año. Esto nos catapulta a ser el municipio con más homicidios en el mundo: 100 por cada 100.000 habitantes. Es un despropósito internacional. De igual manera, este año se han agudizado el conflicto armado y la deshumanización de la guerra. Ya van dos masacres, se han matado policías, mujeres, jóvenes”, señaló Montafur.

Este es el tercer hecho de violencia en menos de una semana en Nariño. El martes pasado, en los grupos de WhatsApp de los habitantes del municipio de Magüí Payán, en Nariño, circuló un video de cómo la estructura Cordillera Sur de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) asesinó y descuartizó a dos guerrilleros de las disidencias de la columna Franco Benavides del frente 29 de las Farc.

Tanto el comando de la Fuerza de Tarea Conjunta de Estabilización y Consolidación Hércules como el gobernador de Nariño, Jhon Alexánder Rojas Cabrera, confirmaron los asesinatos que, para él, tienen un nivel de sevicia que busca infundir terror en la comunidad.

(Lea también: Asesinato de dos disidentes de Farc aterroriza a Magüí Payán)

También el pasado 9 de agosto asesinaron a dos estudiantes del colegio municipal, uno de ellos menor de edad, en el corregimiento de Santa Lucía, municipio de Leiva. “Cristián Caicedo y Maicol Ibarra, de 12 y 17 años, fueron a dejar su tarea al colegio y los paramilitares los asesinaron en límites entre Cauca y Nariño”, expresó Martha Peralta Epieyú, presidenta del movimiento político MAIS.

Las entidades también se han manifestado por el incremento en las violaciones de derechos humanos. La Defensoría del Pueblo advirtió a través de la alerta temprana 36 de 2020, que la población de los municipios de El Rosario, Leiva y el Consejo Menor de Sachamates están en riesgo. Al menos 20.000 personas estarían en peligro por la presencia de actores armados en la zona.

Masacre en Samaniego y descuartizados en Magüí Payán: Nariño, sitiado por la violencia
Comparte: