Colombia + 20

16 Jan 2023 - 10:40 p. m.

Delegados del Gobierno y Eln van al Pacífico y se reúnen en Venezuela

A partir de esta semana, delegados de la guerrilla del Eln y el Gobierno de Gustavo Petro desarrollarán dos encuentros claves para la continuidad de los diálogos de paz: una reunión en Caracas para resolver el impase generado por el anuncio de cese al fuego bilateral no acordado y una caravana humanitaria a Chocó y Valle para acordar los pilotos de alivios humanitarios.
Pablo Beltrán, jefe negociador del Eln, y Otty Patiño, jefe neogiador del Gobierno.
Pablo Beltrán, jefe negociador del Eln, y Otty Patiño, jefe neogiador del Gobierno.
Foto: AFP - FEDERICO PARRA

Esta semana será fundamental para que las delegaciones del Gobierno de Gustavo Petro y la guerrilla del Eln definan cómo continuará el diálogo de paz y resuelvan los desencuentros de las últimas semanas, ocasionados por el anuncio de un inexistente acuerdo sobre cese al fuego bilateral entre las partes.

El miércoles iniciará un encuentro extraordinario en Venezuela para superar ese episodio, ajustar la agenda de negociación y comenzar a debatir el cese al fuego. Ese mismo día arrancará la caravana humanitaria, con delegados de las partes por el Bajo Calima (Valle del Cauca) y Medio San Juan (Chocó) planeada por la mesa desde diciembre.

Además: Mueven para el miércoles la reunión del Gobierno y el Eln en Caracas, Venezuela

La delegación del gobierno viajó a Caracas este lunes 16 de enero. Este martes los equipos se reunirán por separado y se espera que el miércoles inicie la deliberación conjunta. El gobierno llega con tres objetivos: superar lo que la delegación encabezada por Otty Patiño ha llamado malentendido (el Eln lo ha llamado crisis); terminar de redactar la agenda acogiendo los ajustes que acordaron en el primer ciclo y empezar a discutir el cese al fuego bilateral.

Para el Eln es importante reiterar que el gobierno no puede volver a hacer anuncios unilaterales de asuntos que no se han acordado. Garantizar que esto no se vuelva a repetir será uno de sus objetivos. Las partes trabajarán en otro protocolo para resolver asuntos importantes durante los momentos en los que no estará sesionando la mesa. “No podemos permitir que los malentendidos se conviertan en un embrollo de discusión pública, deben tratarse de manera discreta sin necesidad de convertirlos en discusión pública”, dijo uno de los voceros gubernamentales.

Lea también: ¿Hay crisis en la mesa con el Eln, cómo solucionarla?

Sobre el ajuste de la agenda, las delegaciones deberán redactar los subtemas que se desprenden de los enunciados generales que aceptaron seguir negociando: participación de la sociedad en la construcción de la paz, democracia para la paz, transformaciones para la paz, víctimas, fin del conflicto e implementación. Eso significa no solo incluir los enfoques transversales que acordaron durante el primer ciclo (mujeres, étnico, jóvenes, medio ambiente) sino garantizar que quedarán incluidos con aspectos concretos en cada uno de los puntos.

Una vez superado el desencuentro que produjo el anuncio presidencial sobre el cese al fuego, las partes deberán avanzar en esa discusión, que fue el comienzo del impase. Eso implica negociar los protocolos y para ello se creará una subcomisión, de tal manera que este tema no se convierta en un motivo para empantanar la mesa.

Caravana para alivios humanitarios

El 12 de diciembre pasado, tras el cierre del primer ciclo de negociación con el Eln, la mesa anunció el desarrollo de un piloto de acciones o alivios humanitarios en Bajo Calima (Valle del Cauca) y Medio San Juan (Chocó). En ese momento, Otty Patiño, jefe negociador del Gobierno, dijo que la idea es “reversar la tragedia humanitaria en términos concretos”. La caravana humanitaria para conocer la situación de esos dos territorios inicia esta semana.

En contexto: Eln dice que no ha discutido con Gobierno Petro ningún cese al fuego

Según dijo el día del anuncio Pablo Beltrán, jefe de la delegación del Eln, el objetivo es hacer un prototipo de los primeros alivios humanitarios en estas dos regiones. “Es un primer espacio de intervención humanitaria y se quiere después poderlo replicar en otras partes. Esperamos que en el inicio de 2023 pueda darse los primeros pasos y desarrollar esta experiencia en otras regiones”, señaló.

En la comunidad hay expectativa porque la violencia no ha cesado. Incluso, al día siguiente del anuncio del Eln de realizar un cese al fuego unilateral por temporada de fin de año, el Frente de Guerra Occidental ‘Omar Gómez’, que tiene presencia en ambas zonas anunció paro armado indefinido que terminó por levantarse tras el cese al fuego que decretó esa guerrilla.

En el Bajo Calima, como lo documentó Colombia+20 recientemente hubo combates entre el Clan del Golfo o Agc y el Eln durante los tres primeros días del año. Estos enfrentamientos dejaron una persona muerta, más de 2.400 desplazadas y más de 1.600 confinadas.

En contexto: ¿Qué son los acuerdos humanitarios y por qué importan en los diálogos con el Eln?

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.