27 Apr 2019 - 2:50 a. m.

Colombia tendrá el puente más ancho de América Latina a finales de 2019

Para la construcción del puente Pumarejo, en Barranquilla, se emplearán 33.000 toneladas de acero que equivalen a cuatro veces y media la altura de la Torre Eiffel.

- Redacción Nacional con información de EFE

Cortesía de Vicepresidencia
Cortesía de Vicepresidencia

El puente Pumarejo, en Barranquilla, será el más ancho de América Latina. Su inuguración está prevista para diciembre de este año. La construcción es liderada por la compañía española Sacyr.

"Hoy la obra está en el 85 % de ejecución, en agosto completaremos el vano atirantado, en octubre haremos las pruebas de carga, a final de año haremos las obras complementarias y el 31 de diciembre lo entregaremos oficialmente al Instituto Nacional de Vías (Invias)", dijo el director del proyecto, el ingeniero David Gutiérrez.

Gutiérrez detalló que para la construcción del puente se emplearán 33.000 toneladas de acero, que dijo "equivalen a cuatro veces y media la de la Torre Eiffel", y 180.000 metros cúbicos de concreto.

El Pumarejo está localizado a un lado del terminal marítimo y fluvial de Barranquilla, consolidándose como una de las megaobras de infraestructura en el país, con la que se busca mejorar la conectividad y competitividad de Colombia.

"Es muy difícil que en esta zona se vean puentes tan grandes como el Alberto Pumarejo, que con 38,1 metros se convierte en el puente más ancho de Latinoamérica", dijo Gutiérrez.

El director del proyecto resaltó los 3.237 metros de longitud del puente (2.247 metros en el eje principal y 990 metros de viaductos en conexiones y accesos), medidas que lo ubican como el más largo de su tipo en el país.

El Pumarejo contará además en su tramo central con un vano, es decir, un elemento horizontal de 380 metros entre los dos pilones cuya altura es de 133 metros, y un gálibo (la distancia entre el  vano y el curso del agua) de 45 metros.

Asimismo, tendrá dos calzadas de tres carriles cada una, andenes peatonales y ciclorrutas en ambos lados, características con las que prevén ayudar a mejorar la conectividad de la región Caribe con el interior del país.

El puente beneficiará también la movilización de carga y pasajeros por el río Magdalena, ya que su altura permitirá el paso de embarcaciones de gran altura y calado hacia el interior del país.

Con esta obra se reemplazará a un puente de menores dimensiones que funciona desde 1974 y cuyo nombre Alberto Pumarejo fue puesto como homenaje al dirigente barranquillero que impulsó su construcción, pese a que oficialmente se llama Laureano Gómez, en honor a ese expresidente conservador.

Síguenos en Google Noticias