3 Mar 2021 - 2:39 p. m.

Desplazamiento masivo y confinamiento por presencia de grupos armados en zona rural de Buenaventura

La Defensoría del Pueblo alertó que 28 familias salieron desplazadas de San Antoñito, Río Yurumangui. Asimismo, 157 familias de la comunidad de Juntas se encuentran encerradas en sus casas sin poder salir por la presencia de grupos armados.

En la noche del martes 2 de febrero, 28 familias de San Antoñito, del Consejo Comunitario del Río Yurumangui, salieron desplazadas por la presencia de grupos armados en la zona. Así lo alertó la Defensoría, que también hizo un llamado a las autoridades para que activen los protocolos de protección, prevención y atención.

Además de la zozobra que viven en San Antoñito por los grupos armados, en Juntas 157 familias permanecen confinadas, confirmó el ente de control.

También puede leer: Obispo de Buenaventura denunció que recibió amenazas de muerte

La alcaldía de Buenaventura convocó “de manera extraordinaria” a un subcomité para concertar acciones en busca de prevenir nuevos hechos violentos, para proteger a las víctimas y garantizarles que no se repitan situaciones de desplazamiento o de restricción de movilidad por parte de los grupos armados.

También puede leer: El cruce de mensajes entre comunidad y Gobierno por la situación de Buenaventura

El casco urbano de Buenaventura vive una ola de violencia por cuenta de la banda La Local, que ahora está dividida entre Los Espartanos y Los Shotas. Estas dos divisiones entraron en una guerra que atemorizó a los habitantes del Puerto, quienes también se desplazaron internamente para evitar quedar en el fuego cruzado de estas bandas.

Le puede interesar: “Solo el pueblo salva al pueblo”: la resistencia en Buenaventura

A eso se suma que el Obispo de Buenaventura, Rubén Darío Jaramillo, quien ha denunciado esta ola de violencia y en especial el reclutamiento de menores de edad por parte de grupos armados que hay en la zona, fue amenazado ayer por desconocidos.

Comparte: