18 Sep 2018 - 6:28 p. m.

¿Qué pasó con el presunto desplome de un ascensor en el aeropuerto de Cali?

El Espectador habló con un funcionario de la Aeronáutica Civil quien asegura haber sufrido un accidente dentro de un elevador del terminal aéreo que lo dejó en delicado estado de salud. Por su parte, Aerocali desmiente un posible desplome y asegura que se trató de una "mínima fluctuación de voltaje" y que el movimiento del elevador obedeció a un protocolo de prevención.

Kelly Rodríguez / krodriguezd@elespectador.com

Carlos Breiner Ramírez, funcionario de la Aeronáutica Civil, quien se desempeña en el área de atención al usuario en el Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, denunció públicamente un accidente que sufrió el pasado 4 de septiembre cuando uno de los asesores del terminal aéreo “cayó de un piso a otro”. Ricardo Lenis, gerente de Aerocali, afirma que se trató de un bajón de voltaje y que es algo “completamente normal”.

Según explicó Ramírez a El Espectador, ese martes, luego de cumplir su turno de trabajo, cuando eran aproximadamente la 1:50 de la tarde, tomó el ascensor en el segundo piso para subir hasta el siguiente junto a uno de sus compañeros. Cuando el elevador se abrió, había un usuario más en la cabina. Los dos hombres subieron al ascensor que llegó hasta el tercer piso y, ahí, cuando las puertas intentaron abrirse, pasó lo inesperado.

“Sentimos un ruido, una turbulencia en la cabeza. Se apagó la luz y el ascensor se fue en caída libre. Gracias a Dios se detuvo en el segundo piso, pero fue un golpe tremendo. En ese nivel, abrió sus puertas rápidamente, pero no nos dio tiempo de salir, se cerró y volvió a subir al tercer piso donde mi compañero, Héctor Betancourt, me prestó los primeros auxilios y me trasladó hasta salud ocupacional de la Aeronáutica Civil”, relató el denunciante.

Aunque los otros dos ocupantes de la cabina no presentaron mayores lesiones a causa del suceso, Ramírez asegura que para él sí tuvo repercusiones importantes en su salud, pues tiene comprometida la columna, un brazo, la cadera y se golpeó el lado izquierdo de la cabeza. Afirma que desde el accidente ha estado incapacitado en varias oportunidades. De hecho, dijo que este martes, en una nueva valoración, le extendieron la incapacidad durante 15 días más.

Cortesía: última incapacidad de Carlos Breiner Ramírez.

“Estoy denunciando porque ya hay antecedentes en este ascensor y es una situación que deben asumir quienes están encargados de hacer el mantenimiento a estos equipos. Yo tengo unas responsabilidades con mi familia, mis hijos, mi esposa y mi mamá por los cuales respondo, y si uno pierde la vida en un aparato de esos no pasa nada, porque en Colombia nunca pasa nada”, expresó Ramírez.

El ascensor implicado en este caso está ubicado en el muelle nacional, colindante con el hotel del aeropuerto, en la entrada principal de la sede de la Aeronáutica Civil y, tal como asegura el funcionario, ya ha presentado fallas anteriormente. “La señora Oliva, de servicios generales, que también fue contratista en la Aeronáutica Civil, dice que el ascensor se cayó desde el tercer piso hasta el primero. Y una compañera, Adriana Molina, contó que se quedó encerrada en medio de dos pisos en ese mismo elevador”.

Entre las denuncias de Ramírez, afirma que Aerocali, administrador en concesión del Bonilla Aragón, no se ha pronunciado al respecto, ni ha mostrado interés en lo ocurrido.

El Espectador se comunicó con Ricardo Lenis, gerente de Aerocali, quien indicó que “lo que está diciendo el señor (Carlos Breiner Ramírez) es completamente falso. El ascensor en ningún momento se cayó. Lo que pasó fue un bajón de voltaje y el protocolo de seguridad del ascensor es frenar y bajar al piso inmediatamente inferior”.

Lenis explicó que esto está soportado en el concepto técnico de RIGHA S.A.S., encargados del mantenimiento de los ascensores y escaleras eléctricas del terminal aéreo, y en el reporte de un contrato de mantenimiento vigente.

Cortesía: Reporte RIGHA S.A.S.

Cortesía: Úlitmo mantenimiento preventivo, RIGHA S.A.S.

“Es un tema sensible por lo que sucedió lamentablemente en el Palacio de Justicia y, por eso, nuestro pronunciamiento es completamente técnico. Los bomberos aeronáuticos de la misma Aeronáutica Civil hicieron una inspección de todos los sistemas electromecánicos del ascensor y dijeron que estaba perfecto. Es algo que sucede, es completamente normal”, manifestó el gerente.

Agregó que el otro funcionario, que estuvo con Carlos Breiner Ramírez al momento del accidente, confirma que lo que él dice es cierto, y que por parte del afectado nunca recibió una queja formal o su versión de los hechos.

En los últimos minutos, Aerocali expidió un comunicado en el que expone estos argumentos.

Cabe recordar que el pasado 15 de agosto se presentó el desplome de un ascensor en el Palacio de Justicia de Cali que dejó dos personas muertas y cuatro más gravemente heridas. Desde entonces, el edificio permanece cerrado, pues se constató que los seis ascensores que funcionan en su interior no cumplen con la norma técnica.

Comparte: