8 Sep 2020 - 3:35 p. m.

Murió por COVID-19 Virgil Carballo, reconocido internista de Cartagena

El médico es uno de los internistas más reconocidos del país, se desempeñó como presidente de la Junta Colombiana de Medicina Interna, estuvo activo, desde el inicio de la pandemia, en la lucha contra el COVID-19.

Médico internista, investigador y docente universitario, Virgil Carballo Zárate, hoy es recordado en Cartagena y en Colombia por su trabajo en este campo y la lucha imparable que emprendió contra el COVID-19, enfermedad que le causó la muerte.

A sus 55 años, Carballo se había convertido en un prestigioso y reconocido internista. Trabajó en la clínica Madre Bernarda y en el Hospital Naval de Cartagena, además era docente de la Facultad de Medicina en la Universidad de Cartagena. Durante dos años fue presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Interna (ACMI) y miembro de la Junta Directiva de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas.

En agosto empezó a presentar síntomas de COVID-19 y fue atendido en la Clínica Medihelp, en el barrio Bocagrande, Cartagena, después fue trasladado a una clínica en Bucaramanga donde falleció en la madrugada del lunes 7 de septiembre.

“Los médicos nunca hemos sido inferiores a los desafíos. Un personal de la salud que espera ocho meses que le paguen y sigue trabajando, no va a dejar su trabajo por temor al COVID-19″, dijo el médico en la Plenaria del Senado, el 15 de abril de 2020.

Para principios de ese mismo mes, el médico habló con El Espectador y se refirió al déficit de insumos de bioseguridad para atender la pandemia y la importancia de usar dichos elementos para proteger a los pacientes, la sociedad, su familia y a sí mismo. En esa ocasión también mostró su vocación de servicio al afirmar la responsabilidad de atender a los pacientes con el virus, sin discriminación, aunque la clínica en ese momento no estuviera dentro de los centros de remisión:

“Según un listado, hay cerca de nueve clínicas como centros de remisión de pacientes con coronavirus, pero en general todas las clínicas tienen las unidades. Si a mí me llega un paciente con esta patología, aunque no esté dentro de los centros de remisión, es nuestra responsabilidad atenderlo y prestarle los servicios”, dijo Cerballo en su momento.

Leer: COVID-19: Bolívar trata de ganar la pelea a los vacíos del sistema de salud

Sus estudiantes, colegas, familiares y conocidos lo recuerdan como un excelente profesional, defensor de los trabajadores de la salud y de los pacientes; pero también como un gran ser humano.

Organizaciones médicas de todo el mundo han expresado que lamentan su partida, el Foro Internacional de Medicina Interna (FIMI) extendió sus condolencias, resaltando que además de sus virtudes como humanista, docente, investigador y societario, el médico era conocido como una persona “cálida, divertida, amable, organizador, negociador, siempre dispuesto a dar una mano, a escuchar, con una agilidad mental envidiable para captar y responder en el momento”. También señalaron su sentido del humor, que describen como “picante” y recordaron que este año participó desde la gestión en varios congresos, su más reciente publicación fue sobre las agresiones a los colegas.

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) también lamentó la muerte de Carballo, señalando que es una “de las más conocidas y relevantes figuras en el campo de la medicina interna en Colombia y América Latina”. La Sociedad resaltó su legado en el campo y también su activa labor frente al COVID-19, desde el inicio de la pandemia.

También le puede interesar: Realizan homenaje a médico del hospital de Kennedy que murió por COVID-19

Comparte: