Publicidad
1 Mar 2022 - 12:20 p. m.

“Juntos Aprendemos”, la apuesta para fortalecer la educación en Colombia

Los niños, niñas y jóvenes migrantes enfrentan todavía numerosas barreras que afectan y dificultan su acceso a la educación en Colombia. Para combatir este problema, este proyecto busca, a través de un plan a largo plazo, no solo solucionar los problemas de acceso para los venezolanos, sino también para todos los estudiantes que hay en el país.
Jesús Mesa

Jesús Mesa

Editor de Newsletters
Juntos Aprendemos está financiado con US$35 millones y de acuerdo con Payán es la primera iniciativa de USAID enfocada 100% en el tema educativo en Colombia.
Juntos Aprendemos está financiado con US$35 millones y de acuerdo con Payán es la primera iniciativa de USAID enfocada 100% en el tema educativo en Colombia.
Foto: Gustavo Torrijos

Para los niños, niñas y adolescentes venezolanos, emigrar no implica solamente dejar sus casas, sus abuelos o sus amigos. Salir de su país significa también que deben dejar sus estudios por un tiempo, abandonar el colegio y con ello dejar de recibir los refrigerios, los almuerzos y la atención en salud que se da dentro de los espacios escolares.

Por su cercanía con Venezuela, Colombia se ha convertido en el mayor receptor de familias migrantes venezolanas. En los últimos cinco años, el número de ciudadanos del vecino país que residen en el país ha aumentado exponencialmente a los 1,8 millones de venezolanos. Y de ellos, cuatro de cada diez son menores de edad.

¿Qué sucede con estos niños y niñas que llegan al país? ¿Tienen derecho a estudiar en Colombia? La respuesta es sí. La masiva migración ha obligado a las instituciones educativas colombianas a adaptarse para un fenómeno al que no estaban acostumbradas. La respuesta ha sido exitosa. Hay registro de 488.000 niños y niñas provenientes que Venezuela ya hacen parte del sistema educativo colombiano.

Puede leer: Migrar y estudiar: una ecuación no tan sencilla para los migrantes venezolanos

Sin embargo, aunque la educación para la población migrante está garantizada por las leyes colombianas, todavía hay múltiples barreras que afectan y dificultan no sólo el acceso, sino también la promoción y la permanencia de los niños venezolanos en el sistema educativo del país. Discriminación institucional y falta de conocimiento de la normatividad en los organismos encargados, así como casos de negación del acceso a la educación a los niños con situación migratoria irregular, la xenofobia y las diferencias curriculares, son solo algunos de los obstáculos a los que muchas familias venezolanas en Colombia se enfrentan al momento de buscar un cupo para sus hijos en el país.

Desde el año pasado, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y Partners of the Americas, junto con sus tres socios implementadores (Proantioquia, Parque Explora y Fundación Carvajal) vienen trabajando en un programa llamado “Juntos Aprendemos”, orientado a aumentar el acceso de niñas, niños y adolescentes a una educación de calidad en las áreas de alto impacto de la migración. En el momento, el programa se lleva a cabo en Bogotá, Medellín, Cali, Cúcuta, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Riohacha y Bucaramanga.

“El programa busca principalmente fortalecer la capacidad del sistema educativo de Colombia a través de un enfoque sistémico con el objetivo de garantizar el acceso a educación de calidad con un impacto a largo plazo, inicialmente con un trabajo por cinco años”, explica Gustavo Payán, director del programa.

Le recomendamos: Sin colegio por la pandemia: Aterrizar en “La Pista”, el asentamiento migrante más grande de Colombia

¿En qué se diferencia esta iniciativa de otras en las que trabajan distintas ONG? Payán asegura que la diferencia de Juntos Aprendemos está en que es un proyecto ambicioso que no busca quedarse como uno de “asistencia humanitaria”. De hecho, explica que el enfoque del programa es “más sistémico”, buscando fortalecer al sistema educativo colombiano a través de tres ejes: el mejoramiento de la calidad de la educación, aumentar y garantizar el acceso y, finalmente, vincular a las comunidades impactadas en la toma de decisiones.

“Consideramos que las respuestas sostenibles a los retos que tiene la educación se logran con aliados, socios, organizaciones de sociedad civil, actores comunitarios, sector privado, gobierno nacional y local, familias de las y los estudiantes, entre otros”, explica Payán en conversación con El Espectador.

“Estamos hablando de aproximadamente 200.000 niños y adolescentes que se verán impactados positivamente por el programa y al menos 10.000 personas vinculadas al sector educativo, entre docentes, directivos y otros más en estos cinco años”, agrega el director.

Juntos Aprendemos está financiado con US$35 millones y de acuerdo con Payán es la primera iniciativa de USAID enfocada 100% en el tema educativo en Colombia. El proyecto nació dentro de la Oficina de Respuesta e Integración de Venezuela (VRIO) y cuenta con el acompañamiento de la Fundación Proantioquia, el Parque Explora y la Fundación Carvajal en las distintas estrategias de implementación.

Le puede interesar: No todos los niños venezolanos estudian en Colombia

Pero como lo explica Gustavo Payán, que el proyecto haya nacido de la necesidad de atender la emergencia migratoria no necesariamente esto implica que los únicos beneficiados van a ser los niños, las niñas y los adolescentes venezolanos. De hecho, Payán insiste en que el enfoque “macro” de Juntos Aprendemos permitirá que otras comunidades vulnerables de Colombia se vean beneficiadas con el programa.

“Al tener un carácter sistémico, el proyecto no impactará exclusivamente para la población migrante venezolana, sino que todos los niños, niñas y adolescentes que estén dentro del sistema educativo en Colombia verán los beneficios de este fortalecimiento”, explica Gustavo Payán, director de Juntos Aprendemos en conversación con El Espectador.

Juntos Aprendemos viajera, una experiencia móvil

Juntos Aprendemos lanzará este año la experiencia móvil de su programa, denominada “Juntos Aprendemos Viajera”, un camión, que se transformará en un museo itinerante e interactivo al aire libre, visitará las principales ciudades del país con el objetivo de fortalecer la participación de las comunidades en la educación de los niños, niñas y adolescentes.

Con experiencias interactivas y múltiples actividades para aprender desde el juego y el relacionamiento con otras personas, este espacio busca que docentes, directivos, y estudiantes conozcan y se vinculen al programa. Que vivan, perciban y participen en la educación de una nueva y mejor manera.

Este semestre Juntos Aprendemos Viajera recorrerá las calles de Medellín, Cali, Cúcuta, Bucaramanga, Cartagena y Barranquilla.

(Si quieren participar pueden seguir las redes del proyecto aquí)

Síguenos en Google Noticias