15 Apr 2019 - 1:10 p. m.

Capturan al hombre que estaría detrás del asesinato del líder social Argemiro López

López Pertuz, quien lideraba procesos de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en Tumaco, sufrió un atentado en su vivienda el pasado 17 de marzo. El responsable del crimen pertenecería a la estructura delictiva "Los Contadores" responsable de varios asesinatos selectivos y cobro de extorsiones en la región.

* Redacción Nacional

Según la Fiscalía, en acciones conjuntas con el Ejército, capturaron al presunto autor intelectual del crimen que acabó con la vida de Argemiro López Pertuz, quien lideraba procesos de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en cercanías de Tumaco. El líder social, quien además pertenecía a la junta de acción comunal del sector, sufrió un atentado el pasado 17 de marzo en su casa en La Guayacana (corregimiento de Tumaco, Nariño).

(Lea: Asesinan a líder social en Tumaco)

El ente investigador aseguró que Jhon Jairo Quiñonez, alias Popocho, parte de una organización delictiva conocida como Los Contadores habría ordenado el asesinato de López Pertuz. “En las indagaciones se constató la existencia de un Grupo Armado Organizado Residual (GAOR) conocido como Los Contadores, que estaría involucrado en homicidios selectivos, cobros de extorsiones y amenazas en algunos sectores de Nariño, Valle del Cauca y Caquetá”, aseguró la Fiscalía.

Por estos hechos, alias Popocho será imputado con cargos por concierto para delinquir y homicidio. Otras cuatros personas fueron capturadas tras determinarse que harían parte de la misma organización que Quiñonez. A alias Javier se le señala de ser quien amenazaba y cobraba las extorsiones; a alias Morado, de ubicar a las posibles víctimas; a alias Silvi, de ser un sicario del grupo y a alias Cura de ser el líder de los sicarios de la estructura. A todos se le imputará concierto para delinquir.

López Pertuz era reconocido en Tumaco y en Nariño por liderar los procesos de sustitución en el departamento con más altos niveles de cultivos de coca. Durante el ataque también habrían resultado heridas su pareja sentimental y su madre. El director ejecutivo de la ONG Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, pidió a la Fiscalía al enterarse del crimen y través de sus redes sociales, "una investigación exhaustiva para llevar a los responsables a la justicia". Además, aseguró que el Gobierno "debe redoblar medidas para poner fin a estos crímenes”.

(Le puede interesar: El clamor de Nariño por la sustitución voluntaria de cultivos de coca)

El Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, rechazó el asesinato y a los pocos días se trasladó a Tumaco para hacerle seguimiento a los esquemas de protección de los líderes de sustitución.

En la reunión, según manifestó el funcionario: “Presentamos canales y líneas de atención disponible. Se utilizarán y optimizarán las rutas de protección individual y colectiva existentes, donde las entidades competentes deben reaccionar de manera inmediata para atender las situaciones o minimizar las alertas que se presenten”.

 

— Emilio José Archila (@EmilioJArchila) 5 de abril de 2019  

Asimismo, Archila solicitó una investigación rigurosa y acelerada para esclarecer los hechos y aseguró que el gobierno del presidente Iván Duque está comprometido con el cumplimiento de lo pactado con todas las familias que se vincularon al Programa de Sustitución de Cultivos Ilícitos. Aseguró también que se debían: “articular y focalizar acciones institucionales para capacitar, mejorar las condiciones de comunicación atender y dar respuesta rápida y efectiva a los líderes”.

(Lea también: Denuncian amenazas y desplazamientos en zona rural de Tumaco)

Como informó este diario, Nariño es hoy el epicentro de los cultivos de uso ilícito en el país. Durante los últimos 15 años el departamento ha encabezado el listado de departamentos con mayor presencia de coca (a 2017 registró 45.000 hectáreas cultivadas). De lejos se ha distanciado en las últimas mediciones de Norte de Santander o Putumayo. Y Tumaco se consolidó como el municipio con más coca en todo el territorio nacional.

La captura se da a pocos días de que se conociera una carta que el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, dirigió a la fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda. En ella, el jefe del ente investigador expuso que entre el 1 de enero de 2016 y el 27 de marzo de 2019 han sido asesinados 265 defensores de derechos humanos (según el registro de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos –OACNUDH–).

Sobre esto, señaló el fiscal, se ha identificado a los autores de 151 casos, es decir, el 57 %, de los cuales, en 29 ya hay sentencias condenatorias, 53 están en juicio, en 35 se han imputado cargos, en 31 hay órdenes de captura y otros 3 precluyeron por la muerte de los sindicados.

Comparte: