27 Jul 2021 - 8:16 p. m.

Carlos Casadiego, materializando el sueño de su vida

Paramarte es una pastelería que nació, como tantos negocios, en medio de la pandemia como una nueva forma de poder llevar ingresos a la casa. Sin embargo, va más allá de eso y hoy es el amor verdadero de un economista apasionado por los carros. Serie colombianos berracos.

Sandra Pino Bacca

“Soy economista de profesión y por 22 años, de mis 41, me dediqué al sector automotriz. Mi pasión por los carros me llevó a trabajar con Colwagen, posteriormente me convertí en gerente de marca de esta empresa y seguido fui director comercial de Volkswagen, donde trabajé hasta mayo del 2020. Ahí aprendí muchas de las bases para poder independizarme y crear mi propio negocio”.

Él es Carlos Casadiego, un hombre que labró su capital financiero en el mundo automotriz para luego hacer su mayor sueño realidad: Paramarte, una pastelería ubicada en el norte de Bogotá, donde con seguridad puedo decir, -para los amantes del chocolate- encontrarán la más sublime al paladar de las tortas. Allí también puedes encontrar pizzas de variados sabores, torta de zanahoria, empanadas horneadas, brownies, quiche de ricota y espinaca y demás delicias que te invitan, por la decoración del lugar, a celebrar el amor y las relaciones bonitas.

También puede leer: Obleas JL, delicias para chuparse los dedos

¿Por qué si amas los autos no poner tu propio concesionario por ejemplo?

Porque mi otra pasión es la comida, por los postres, por todo lo que tiene que ver con la buena mesa. Pero esta pasión por la cocina nace cuando tenía cinco años. En casa de mi abuela, en compañía de mis primos, descubrí que disfrutaba verla hacer preparaciones cada fin de semana cuando íbamos a su casa. Mi madre y mi tía también aportaron un poco a este gusto, sin embargo, no lo veían como una profesión, y hoy día soy el único de la familia que se dedica a este maravilloso oficio.

¿Qué sientes ahora que ya tienes tu pastelería?

Paramarte me permite compartir parte de lo que he vivido y conocido con cada una de las personas que nos visitan. Por medio de este proyecto puedo expresar mis sentimientos y mis emociones; es una manera de compartir con mis seres queridos y mis amigos. Es un canal para conocer nuevas personas y compartir con ellas un poquito de felicidad en cada plato.

Además, cuento con la compañía, el apoyo y el respaldo de mi esposa Catalina, quien desde un principio me impulsó a crear y creer en este proyecto. Fue en medio de la pandemia y cuando muchas personas estábamos viendo cosas nuevas, incluso muchas empezamos una nueva vida, que decidimos dar el gran paso.

¿En algún momento has sentido arrepentimiento de ese cambio tan drástico?

Al momento de tomar la decisión hice un análisis financiero y observé que el negocio tenía unos márgenes interesantes. Más que buscar la rentabilidad, encontré que era un proyecto que nos generaría la oportunidad de dar crecimiento a más personas y a nosotros mismos. Así mismo, generaríamos la oportunidad de empleos e ingresos a varias familias. Sin lugar a duda, Paramarte es la oportunidad de desarrollarme como profesional en un negocio que realmente me encanta y me apasiona.

.¿Qué ha sido lo más dificil?

Realmente emprender como tal es muy duro. A medida que vas ejecutando tu proyecto te vas encontrando con diferentes obstáculos como encontrar la manera de optimizar los recursos, reunir y lograr consolidar un equipo idóneo, adaptarse a largas jornadas de trabajo donde sabes a qué horas entras, pero no sabes a qué horas sales, siendo que venías adaptado a cumplir un horario y una jornada de empleado. Y es así cuando inicias un emprendimiento, es una tarea de 24/7, trabajo de domingo a domingo con jornadas extenuantes.

¿Podríamos decir que tienen ya un buen nivel de vida, con los recursos que obtienes del negocio?

Sí. Con mi esposa compartimos las responsabilidades del hogar, y la parte que me corresponde a mí, proviene de la pastelería. Paramarte, aparte de proveer lo material, también me hace vivir lleno de alegría. Sin duda alguna, todos los días eso me motiva a seguir, a vivir para hacer lo que realmente me hace feliz, estar tranquilo. Y sí, se puede vivir de los sueños.

¿Hasta dónde sueñas llegar con Paramarte?

La idea es consolidarnos como una pastelería referente en el sector de Santa Barbara, en Bogotá, donde nuestras preparaciones sean reconocidas por su alta calidad y el excelente servicio de nuestros colaboradores. Una vez logremos este primer objetivo, a mediano plazo nos gustaría poder acercar nuestro negocio a diferentes zonas de la ciudad. Y a largo plazo, hacer presencia en diferentes ciudades del país.

¿En Colombia cuál es la competencia más inmediata?

En la zona podemos encontrar diferentes cafés y pastelerías que ofrecen una alta variedad de productos y espacios donde compartir. Sin embargo, consideramos que nuestro factor diferencial y cómo su nombre lo dice, es el amor, lo que nos hace diferentes y se evidencia cada vez que nuestros comensales nos visitan. Nuestra competencia es mejorar cada día más las preparaciones y la experiencia en Pamararte.

¿Exactamente, en el sector, en la ciudad, en el país, en el mundo hay una oferta enorme de pastelerías, que hace diferente a la tuya?

Como nuestro nombre lo dice, nuestras preparaciones son hechas con amor. Son hechas de manera artesanal con materias primas de primera calidad respetando técnicas tradicionales de preparación. Nos esforzamos para que todas las preparaciones sean realizadas desde un comienzo en nuestra casa.

Le puede interesar: Refrescos que te hacen evocar a las abuelas

Adicionalmente, nuestro propósito social se basa en tres puntos importantes: un alto compromiso con el medio ambiente por el uso de empaques amigables, buscamos consumir materias primas e insumos colombianos. Y, por último, buscamos ser un apalancamiento para el desarrollo personal de nuestros colaboradores buscando el bienestar de cada uno de ellos y de sus familias.

¿Regálanos por favor tu ubicación exacta y entre qué margen de precios están?

Nos encontramos ubicados en el barrio Santa Barbara en la Calle 119 # 12 - 16 local primer piso. Tenemos un menú con precios razonables y diversidad en productos dulces y salados. Extendemos la invitación para que nos visiten y puedan experimentar todo lo que tenemos para ofrecerles. De todo lo que tenemos para ofrecerles, garantizamos un momento lleno de amor y un lugar Pamarte.

Si deseas contactarlos, puedes comunicarte al siguiente número telefónico: 3012373393. Redes sociales: Instagram: paramarte.co / página web: www.paramarte.co

Comparte: