23 Jul 2021 - 11:02 p. m.

Comunidades indígenas del Bajo Baudó (Chocó) están confinadas por enfrentamientos

En la zona hay presencia del Clan del Golfo y el Ejército de Liberación Nacional (Eln). En estos cuatro resguardos habitan al menos 1.500 indígenas.

La Asociación de Autoridades Indígenas del Bajo Baudó (Asaiba) alertó sobre la situación humanitaria que están viviendo cuatro resguardos indígenas en el sur del municipio. Según la denuncia desde el pasado lunes 19 de julio hay enfrentamientos entre miembros del Clan del Golfo y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) quienes están en una disputa territorial.

Unión Pitalito, Puerto Chichiliano, Puerto Piña y Bajo Grande son las comunidades más afectadas por estos enfrentamientos. En ellas habitan indígenas de las comunidades wounaan y emberá. Dentro de la comunidad hay miedo ante un posible desplazamiento de estas poblaciones que están cerca del río Docampadó.

También puede leer: Más de 800 campesinos están desplazados en Ituango por accionar de grupos armados

“Estos hechos vienen ocurriendo desde el lunes 19 de julio y han generado zozobra en la comunidad, la cual entró inmediatamente en confinamiento. Hay un riesgo alto de desplazamiento ya que el río Docampadó es la única vía para el abastecimiento de alimentos para estos resguardos”, aseguró la Asaiba.

En estos territorios habitan unas 280 familias, lo que representa cerca de 1.500 indígenas. Desde la asociación piden que la Defensoría del Pueblo de Chocó lleve este caso ante las autoridades nacionales. Además solicitan la emisión de una alerta temprana para la parte sur del municipio que está siendo afectada por los enfrentamientos.

“La Armada está haciendo presencia en el corregimiento de Belén de Docampadó y los grupos armados, al parecer, están en unas comunidades a 10 o 20 minutos que se llama Puerto Bolívar, Mochadó y Cola Barco, esa es la información que tenemos”, le dijo Hermenegildo González, alcalde del Bajo Baudó, a El Espectador.

Aunque desde la Asaiba pidieron que la Defensoría del Pueblo emitiera una alerta temprana, el organismo ya había sacado un documento, el 9 de julio de 2020, que daba cuenta del riesgo que corrían las comunidades del municipio. En dicha circular advierten sobre la presencia del Clan del Golfo y el Eln y la disputa territorial que estos mantienen en la zona. Este municipio es fundamental para las rutas del narcotráfico, pues tiene salida directa al océano Pacífico.

Le puede interesar: La guerra que se recrudece en el sur de Córdoba

“Son varios factores los que han motivado la presencia de diversos grupos armados ilegales. De una parte, la posición geográfica de este municipio y las ventajas estratégicas derivadas de la riqueza de sus suelos, con gran concentración de recursos maderables y minerales. A esto se suma su salida al Océano Pacífico y las posibilidades que ello permite para la rápida comunicación con Buenaventura en el Valle del Cauca y los municipios de Nuquí, Bahía Solano y Juradó con frontera con Panamá”, aseguró al Defensoría.

El municipio del Bajo Baudó está localizado en el suroccidente del Chocó. Tiene frontera con Medio Baudó, Nuquí y el Lirtoal del San Juan. Además colinda con el Océano Pacífico. Hay una vegetación selvática y de bosque tropicales por donde corren las aguas del río Baudó.

Comparte: