11 Oct 2021 - 8:04 p. m.

Defensoría pidió celeridad en investigación por asesinato de niño y joven en Tibú

Jaime Marthey, defensor regional de Norte de Santander, dijo que la muerte violenta de estas dos personas “es la pérdida total del raciocinio”. Al parecer, las víctimas fueron sorprendidas robando.

El pasado 8 de octubre se perpetró en Tibú, Norte de Santander, el asesinato de un niño de 12 años y de un joven de 18. Según vídeos que circularon en Twitter, fueron detenidos después de ser señalados por robar una tienda. Aparecieron muertos en la salida hacia El Tarra, tras ser interceptados por hombres motorizados y armados. El menor de 12 años llevaba un letrero que decía “ladrón”.

Jaime Marthey, defensor regional de Norte de Santander rechazó los hechos: “Es la pérdida total del raciocinio de lo que finalmente es un estado social de derecho. No existe en Tibú. Nosotros estamos haciendo un llamado vehemente a las autoridades para que no siga creciendo esta ola de violencia”, dijo en entrevista con El Espectador.

También puede leer: ONU condena asesinato de niño de 12 años en Tibú, Norte de Santander

“A esta hora se dio por parte de la propia Policía Nacional la instrucción de iniciar una investigación al interior de la Fuerza Pública para determinar si hubo algún tipo de omisión, pues algunas personas han manifestado que hicieron llamadas y no fueron respondidas” agregó Marthey.

El defensor de Norte de Santander también aseguró a El Espectador que están pendientes de realizar el acompañamiento a los familiares, aunque nadie ha ido a recoger los cuerpos en Medicina Legal, que reposan allí desde hace tres días.

“La situación en Tibú es bastante dramática. La comunidad está consternada no solamente por este hecho (...) sino por lo que viene sucediendo en el Catatumbo. La gente manifiesta que se están viviendo los peores tiempos de la violencia y a eso es a lo que no quieren volver”, dijo Marthey.

Le puede interesar: Ser mujer en Tibú: entre las balas y el silencio como autoprotección

La Fiscalía General de la Nación designó hoy un grupo especializado de fiscales, investigadores y forenses, para que adelanten la investigación del caso. Por otro lado, el coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía de Norte de Santander, anunció una recompensa de 100 millones de pesos para capturar a los actores materiales.

El asesinato del niño de 12 años y el joven en Tibú también fue repudiado por la comunidad internacional. La Organización de Naciones Unidas (ONU), mostró su rechazo en Twitter: “Expresamos condolencias a su familia. Instamos a las autoridades a investigar estos hechos. Hacemos un llamado al respeto a la vida y protección de los niños y las niñas”.

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, también se refirió a los hechos ocurridos el 8 de octubre. “Repudiamos que un menor de edad haya resultado asesinado (...) seguiremos acompañando a la comunidad de Tibú a través de nuestros equipos en el territorio”, dijo. La Defensoría también señaló la importancia de las alertas tempranas, pues desde ahí se advierten riesgos de homicidios, reclutamiento forzado, amenazas a líderes sociales, entre otros.

Desde Washington, el presidente de Colombia, Iván Duque, rechazó los asesinatos perpetrados en Tibú tras salir de una reunión con el presidente del Banco Mundial, David Malpass: “Este tipo de situaciones duelen, y duelen cuando se trata de actos tan fratricidas, yo creo que la contundencia de la Fuerza Pública se mantendrá en la zona de frontera”, dijo. “No vamos a permitir esa connivencia que hay en esa zona de frontera, donde tienen estructuras del narcotráfico y los vamos a seguir enfrentando con toda la capacidad de la Fuerza Pública”, agregó

Comparte: